SC

Editorial
Alcances de la ley de partidos
Lunes,  15 de Octubre, 2018
Editorial

Los homenajes por la recuperación de la democracia boliviana y su vigencia de poco más de tres décadas han ocupado los titulares de prensa de los últimos días. Las manifestaciones en ese sentido han tenido como protagonistas a diferentes organizaciones políticas y a las plataformas ciudadanas de las redes sociales. De hecho, se ha puesto en la mesa del debate el diferente rol democrático de estos movimientos. Así, ha quedado claro que las redes sociales carecen todavía de normativas para valorar su rol en el contexto democrático.
 
Por el contrario, está vigente una Ley de Organizaciones Políticas que norma el funcionamiento de estas agrupaciones para ser consideradas válidas para la representación ciudadana. Conviene advertir que la citada ley cobra relevancia cuando se habla de impulsar la democracia interna de las organizaciones políticas, especialmente a la hora de valorar la modalidad de selección de candidaturas o binomios presidenciales. Esto significa colocar en su punto nodal el decisivo rol que deben ejercer los partidos políticos para fortalecer la democracia.
 
Resulta obvio que los partidos asumen el conocimiento de la normativa que los regula. Son responsables de su socialización interna. Sin embargo, el colectivo ciudadano no militante está expuesto a sufrir supina ignorancia sobre la Ley de Partidos Políticos si ésta no es socializada por las instancias pertinentes en cada municipio, organización de base y agrupación popular. La socialización adquiere mayor importancia desde que implica información y conocimiento sobre la delegación de la representación popular.
 
La ciudadanía militante o no, está obligada a conocer cómo deben funcionar los partidos políticos en lo interno de acuerdo a la normativa vigente. Resulta imperativo informarse sobre el sostén financiero, origen legal de los recursos económicos, los requisitos para ser militante, derechos y deberes, sanciones contra los tránsfugas o los corruptos, por señalar algunos puntos. Sin duda, no son temas menores sino que, por el contrario, constituyen la esencia profunda del ejercicio del sistema democrático conforme al contexto jurídico legal.
 
Por ello, los partidos políticos deberían ser los más interesados en la socialización y aplicación de la Ley de las Organizaciones Políticas. Asimismo, la ciudadanía y colectivos ciudadanos tienen la oportunidad de acceder a los artículos normativos de la ley, no solo para transparentar el ejercicio de la representación del poder político, sino sobre todo para impulsar la democracia interna que debe privilegiarse en cada organización política. En esa medida, será cada vez más trascendente el rol, vigencia y validez de los partidos políticos del país.

Conocer los artículos normativos de la ley de partidos permitirá a la ciudadanía transparentar el ejercicio de la representación del poder político, impulsar la democracia interna y fortalecer el rol, vigencia y validez de los partidos políticos del país.