Siguenos en:
Viernes
 20 de Septiembre de 2019
Tecnología
Editorial
La banca y las reglas del juego
Lunes,  20  de Febrero, 2017

La Asamblea Legislativa Plurinacional tiene en sus manos un problema candente que tiene que ver con las reglas de juego entre el sector financiero y el Gobierno. En esa instancia legislativa radica un proyecto de ley que pretende modificar en tres puntos el porcentaje de la Alícuota Adicional del Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas. De acuerdo con los procedimientos, tal iniciativa legal deberá ser sometida a un análisis pormenorizado por la Comisión de Economía Plural del Legislativo, para luego ser puesta su aprobación a consideración de la Asamblea en pleno. No obstante, en este delicado problema, el tema de fondo sigue siendo el cambio de las reglas del juego.

Cambiar de manera súbita las reglas del juego acordadas sensibiliza de manera notoria a los inversionistas, con especial énfasis a los inversionistas extranjeros. Por ello, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia ha hecho suyo el clamor del sector bancario privado. No extraña, por tanto, que la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) haya expresado que la elevación del impuesto a las utilidades disminuirá la capacidad crediticia de la banca, señalando también que a mayor carga tributaria menores utilidades para la reinversión y capitalización. Esto significa, de hecho, cada vez menores posibilidades para contribuir al desarrollo económico del país.

Sin embargo, el Ejecutivo ha salido al paso para defender la medida impositiva, indicando que con ella se proyecta recaudar una suma adicional cercana a los setenta y cuatro millones de bolivianos. Estos recursos adicionales, ha señalado, beneficiarán a las alcaldías, universidades públicas y al erario público, mediante la coparticipación tributaria. Ha expuesto, también, varios argumentos normativos que no terminan de convencer al empresariado, que se ha visto obligado a reunirse con los presidentes de la Cámara de Diputados y la de Senadores y de la Comisión de Economía Plural, en un intento, justo por cierto, de impedir se aplique el incremento tributario por inconsistente.

El sector financiero ha advertido que el efecto de la medida puede ser más negativo en el balance final. Por otra parte, el empresariado ha expuesto su desacuerdo e inquietud ante el cambio de las reglas del juego. Por ello, han manifestado incluso, que existe incertidumbre sobre las proyecciones de un crecimiento económico cercano al cinco por ciento, como espera el Gobierno para aplicar el segundo aguinaldo. Ante tal panorama, y considerando los diferentes factores adversos que debe encarar el empresariado para desenvolverse con tranquilidad, esperan que prevalezca el buen tino y la ecuanimidad.

Sin duda, asumen que más no pueden hacer y que todo queda en manos del Legislativo. Resulta comprensible que el Gobierno intente conseguir -de diferentes fuentes y maneras- recursos económicos que parecen ser ya insuficientes para atender las necesidades nacionales en un escenario de crisis de los precios de las materias primas y un descenso notorio de las reservas internacionales y los ingresos al erario. Puede incluso justificar ese procedimiento en aras de mantener el equilibrio macroeconómico, avalado éste por el último informe del Banco Interamericano de Desarrollo. Sin embargo, al trasgredir de manera abrupta e inconsulta las reglas del juego, arriesga su propia credibilidad y desincentiva a quienes han decidido aportar al desarrollo del país.

Cuando se trasgrede de manera abrupta e inconsulta las reglas del juego, se arriesga la propia credibilidad y se desincentiva a quienes han decidido aportar al desarrollo del país.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día