Siguenos en:
Martes
 25 de Septiembre de 2018
Motores
Un paso hacia la modernidad
Editorial
Lunes,  23 de Marzo, 2009

Recién nomás el sector del autotransporte público ha presionado para que se incremente el precio de los pasajes. A su demanda han respondido de diverso modo los sectores sociales y las propias autoridades municipales. En general, el pedido de incremento de los pasajes ha generado disconformidad y molestia, no tanto por la dimensión de la legitimidad de la demanda, sino porque el servicio del autotransporte dista de ser el que necesita una ciudad que crece sin cesar y que se está quedando prisionera del atraso y la informalidad brutal. Santa Cruz necesita con urgencia un servicio de transporte público moderno y solidario.
Con esa perspectiva, las autoridades ediles han planificado implementar un programa piloto para la modernización del sistema de transporte en la comuna cruceña. La idea se basa en la necesidad de cambiar las unidades vehiculares por otras más amplias y confortables, de modo que los pasajeros viajen todos sentados y cómodos, y que cuando desciendan o suban al vehículo lo hagan en sus respectivas paradas. Esto va en franca oposición a la actual imagen deplorable y peligrosa de vehículos hacinados de pasajeros que por otra parte exigen que el vehículo se detenga en cualquier momento y lugar, sin orden ni concierto.
La intención municipal es plausible en la medida que se ha logrado un convenio con los transportistas del segundo anillo de circunvalación para que el programa piloto sea una realidad. Esto significa que se quiere hacer las cosas bien. A la concesión de la explotación de la ruta por un tiempo prudencial, los transportistas tendrán facilidades para recuperar su inversión en las nuevas unidades vehiculares, al mismo tiempo que coadyuvarán en las actividades dirigidas a la educación del público usuario y de los propios conductores, como ser el respeto al tiempo de recorrido y la obligatoriedad de utilizar las paradas establecidas.
Sin embargo, es de suponer que las siguientes etapas del programa se extenderán a las restantes rutas de la ciudad. Para entonces, el municipio debería estar preparado, no sólo en su reglamentación sino en la capacidad de controlar el servicio del autotransporte público. El reto de una modernización del servicio implica otros aspectos importantes que beneficien no sólo a los transportistas sino también a los peatones, como son la señalización vertical y horizontal, el buen estado y mantenimiento de las vías, el reordenamiento del tráfico vehicular y el descongestionamiento de las zonas conflictivas. Sin duda este conjunto de tareas constituye un desafío de gran magnitud y de mayor impacto.
Si se considera que la mayor parte de la población cruceña vive en las zonas este y sur de la ciudad, conviene que se apresuren las obras viales en estos lugares para que un servicio de transporte moderno también les beneficie a la brevedad. Por lo visto, la necesidad imperiosa de la modernización de la ciudad pasa por contar con un sistema de transporte público que sea una solución y no un problema. Sin duda, está haciendo falta un golpe de timón para sentar principio de autoridad, y una sólida colaboración interinstitucional para que la gente asuma de una vez que el sueño de vivir en una ciudad moderna es alcanzable y factible.

Sin duda que está haciendo falta que la gente asuma de una buena vez que el sueño de vivir en una ciudad moderna es alcanzable y factible.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día