Siguenos en:
Miércoles
 19 de Septiembre de 2018
Motores
EL GNL flotante aparece como nueva alternativa
Ya se desarrolla un proyecto para construir barcos que conviertan el gas en líquido en pleno mar y lo descarguen directamente a los ductos en tierra. Cada navío costaría $us 5 mil millones.
Domingo,  23 de Mayo, 2010

Cuestan alrededor de 5.000 millones de dólares cada uno, pero nadie ha construido un modelo real hasta ahora. De hecho, nadie sabe con seguridad siquiera si funcionarán. Pero los barcos que pueden convertir gas natural en líquido en el mar han despertado el interés de algunas de las empresas energéticas más grandes del mundo por lo que prometen: la capacidad de recurrir a reservas de gas natural ubicadas a cientos de kilómetros de la tierra.
El desarrollo de estos navíos FLNG -las siglas en inglés de gas natural licuado flotante- está en las etapas iniciales, y pasarán años antes de que uno de ellos salga al océano, incluso si todo sale bien. Royal Dutch Shell PLC, uno de los principales partidarios del FLNG entre las empresas energéticas, no prevé tomar una decisión final sobre si invertirá en un navío para su campo de gas Prelude cerca de la costa australiana hasta el próximo año. Si avanza, la construcción del barco comenzaría en 2012 y sólo entraría en operación en 2016.
Sin embargo, los buques FLNG han logrado cierto impulso. Los barcos se consideran para varios proyectos en aguas profundas en Asia, Australia y América del Sur, donde enviar el gas a plantas de procesamiento por tierra a través de un gasoducto sería muy costoso. Los buques cisterna convencionales podrían transportar el gas natural licuado (GNL) desde el barco FLNG hasta los clientes. Sólo en aguas australianas, afirman los expertos, podrían liberarse más de 700.000 millones de metros cúbicos de gas natural al usar FLNG, alrededor del equivalente a un año de suministro en EE.UU.
Los buques FLNG son "realmente un factor de cambio en el mundo del GNL, en particular al apuntar a hallazgos de gas y a campos que tienden a estar más lejos de la costa, más remotos respecto a la infraestructura y a menudo poco económicos para desarrollar por medios convencionales", afirma Malcolm Brinded, director ejecutivo de exploración y producción mundial de Shell.
Shell señala que los barcos de FLNG pueden trasladarse de un campo extinguido a uno nuevo y asegura que tienen menos impacto en el medio ambiente, en cuanto a destrucción del hábitat, en comparación con las plantas de procesamiento en tierra. La empresa también ha preparado planes detallados para impedir o mitigar cualquier pérdida de GNL o de condensado -un combustible líquido que a veces está presente en campos gasíferos- durante el transporte o el almacenamiento en sitios que usan barcos FLNG. A diferencia del petróleo, el GNL que se filtra se evaporaría con rapidez, pero el condensado tiene el potencial de formar una mancha que amenazaría la vida silvestre.
Algunas empresas analizan el potencial de los barcos FLNG para procesar gas natural extraído durante el desarrollo de importantes pozos petroleros de crudo. Petrobras, de Brasil, BG Group PLC, del Reino Unido, y otros socios planean decidir el próximo año si enviarán un barco FLNG a la Cuenca de Santos, en Brasil, donde descubrieron el equivalente a varios miles de millones de barriles de crudo.
Para desarrollar su potencial al máximo, un buque FLNG deberá superar desafíos técnicos, financieros y de marketing. Un gran tema técnico es diseñar un sistema de licuado y almacenamiento que pueda hacerle frente al movimiento del océano, en especial cuando hay tormentas. Una importante preocupación es que las fuerzas del gas licuado que se mueven dentro de contenedores parcialmente llenos pueden dañar el sistema de almacenamiento /WSJ

El GNL vs los ductos

La llegada de los barcos metaneros irrumpió en el mercado gasífero y se constituyó en una alternativa frente a los ductos.
Los gasoductos son más económicos para cortas distancias terrestres. A partir de los 5.600 kilómetros de distancia, el Gas Natural Licuado es más competitivo, dice la revista Petróleo&Gas de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos (CBH).
El consumo de gas natural ha crecido a un ritmo anual de 2,8% en los últimos 8 años, mientras que el GNL lo ha hecho a niveles de 6,2 y picos de hasta 11%.
Las importaciones de GNL representan el 23% del total de las compras mundiales. El principal importador es Japón con 251 millones de metros cúbicos día (MCD), mientras que Qatar con 108 millones de MCD es el principal vendedor.
Hoy la cadena del GNL se compone de cinco fases: transporte hasta el punto de licuefacción, transporte marítimo a regasificación y traslado hasta el centro de consumo, detalla Petróleo&Gas.
 

4,08 dólares por millón de BTU?es el costo del GNL (licuefacción, transporte y regasificación)

47,4  millones de MCD exporta Trinidad y Tobago, el principal productor de GNL de la región

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día