Siguenos en:
Domingo
 20 de Octubre de 2019
Motores
El consumo del biocombustible ya se acerca a 5,0 millones de litros
Logística, escasa adecuación de surtidores aletarga la venta de Super Etanol
Miguel Dabdoub, especialista y asesor del programa biocombustible, sostiene que el gran problema para acelerar la comercialización es la insuficiente infraestructura de distribución.
Domingo,  6  de Enero, 2019
Logistica,-escasa-adecuacion-de-surtidores-aletarga-la-venta-de-Super-Etanol-
Ref. Fotografia: Las pocas estaciones de servicio en el país autorizadas ya cuentan con una demanda que cada día crece más.

El hecho que en todo el país solo 37 estaciones de servicios, de un total de 768 con licencias de operación emitidas, estén aptas para comercializar la gasolina "Super Etanol 92" (mezcla de la gasolina base con etanol), aletarga la venta de un mayor volumen de biocombustible a la población, así lo hicieron conocer tanto expertos y la propia Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

Según registros de la ANH, al 31 de diciembre de 2018, la comercialización del "combustible verde" alcanzó a 4,5 millones de litros desde que arrancó a principios de noviembre pasado.

Gary Medrano, Director Ejecutivo de la ANH, a tiempo de admitir que la venta gasolina Super Etanol 92 ha rebasado toda las expectativas, señaló que urge acelerar la presencia en el país de un mayor número de estaciones de servicio, en el marco de la cadena logística de distribución del biocombustible.

"Necesitamos incrementar más estaciones de servicio ya que se requieren más número para vender mayores volúmenes de gasolina con etanol. Por supuesto, las adecuaciones para una estación de servicio, tardan demasiado. Estamos en ese proceso y trabajando intensamente", confesó en contacto con El Día.

En la situación actual.  Según la información proporcionada por la ANH, actualmente  37 estaciones de servicio vienen comercializando la gasolina "Super Etanol 92" en los departamento de Santa Cruz, Cochabamba, Tarija y La Paz. Solo en la capital cruceña se tiene 24 estaciones y uno en la norteña ciudad de Montero. 

Además se tiene en curso otras 17 solicitudes para la comercialización del mencionado biocombustible, cuyo ingreso al mercado nacional se registró a partir del 1 de noviembre.

Sin embargo, Medrano en contacto con El Día, señaló que hasta este fin de mes se espera consolidar al menos otras 40 estaciones de servicio correctamente adecuada y autorizadas para vender el combustible verde. 

"Por esa razón de que la demanda está creciendo, necesitamos que más estaciones de servicio vendan la gasolina base con alcohol anhidro", enfatizó.

En el tema de la adecuación, el ejecutivo de la ANH, informó que el proceso no deja de ser complejo y moroso a la vez. "Hay que hacerlas con mucho cuidado. Por ejemplo, alguien que tiene una estación especializada en diesel y quiere cambiar a etanol debe hacer sus adecuaciones. Otros que tienen cuatro bombas de gasolina y dos de ellas quiere convertir a etanol, debe hacer una serie de cambios. En cambio otros que no tiene nada y quiere construir nuevos tanques para vender etanol, ese tiene que demorar un poco más", remarcó.

La autoridad, señaló que el proceso de adecuación demora en promedio alrededor de 30 días. Sin embargo, cada solicitud varía según las características propias del proyecto que el propietario o el inversionista privado quiere hacer. Entre las mayores atenuantes están la ubicación, la disposición de la inversión que quiere hacer, la factibilidad del mismo, entre otros. La única instancia autorizada para emitir licencias de operación es la ANH.  

En una expectativa que crece. La situación se vuelve más compleja cuando el gobierno ya anunció la introducción en el mercado de la gasolina con etanol de 97 octanos. Miguel Dabdoub, especialista y asesor del programa biocombustible que trabaja de cerca con las políticas del gobierno de Evo Morales, señaló que evidentemente el gran problema es la escasa infraestructura logística de distribución existente en el país. 

"Este es un punto crítico, tanto más que conseguir un combustible de calidad. De qué sirve lanzar gasolina o biocombustible de diferente calidad si tienes surtidores que no tienen tanques en qué almacenar. Tenemos un país que no ha evolucionado en su infraestructura logística, en sus diferentes aspectos", señaló el experto.

Para ello, Dabdoub, sugiere que necesariamente desde el gobierno y las entidades privadas que prestan el servicio de distribución de los combustible dentro la cadena de comercialización, deben enfatizar un trabajo serio.

"Tenemos que aumentar el número de surtidores, además de modernizar la reglamentación la autorización de nuevos surtidores. Para ello sugiero que se abra ese mercado para un nuevo proceso de licitación de servicios,  con la condicionante de que tienen que vender todas las gasolinas", precisó.

En el país, conforme a la información oficial de la ANH, se cuenta con 768 licencias de operación emitidas a estaciones de servicio para la comercialización  de combustibles líquidos y GNV (gas natural vehicular). Precisa además que el 80.99% de las licencias de operación emitidas se encuentran en el eje central, comprendidas entre Santa Cruz, Cochabamba y La Paz.

El 38,2% de las estaciones de servicio, más de un tercio se hallan en el departamento de Santa Cruz, al cuantificar un total de 294. En tanto que el segundo departamento con mayor número es Cochabamba, tiene 189 y La Paz cuenta con 139.  

Además se menciona que del total de 768 surtidores existentes, solo el 60,5% son los que operan con autorización para vender combustibles líquidos, en este caso gasolina y diesel. En cambio, el restante 39,5% son las estaciones autorizadas para operar en la comercialización del GNV. 

En ese ámbito, Dabdoub, observa que hay mucho trabajo por desarrollar en la infraestructura logística no solo de la distribución de la gasolina Super Etanol 92 y la anunciada gasolina con 97 octanos, sino en toda la distribución de la variedad de combustibles, además de la escasa logística de transporte. "El programa del etano va a traer mucho progreso. Todavía la gente no ha conseguido mensurarlo y menos medirlo. Por ejemplo en Santa Cruz, de 156 surtidores para vender líquidos solo han conseguido autorización 25, para vender el biocombustible, ese es el problema. Hay que trabajar mucho en ello", precisó. 

Panorama de la cadena.  Como lo menciona la ANH, si hasta el 31 de diciembre se logró comercializar 4,5 millones de litros de la Super Etanol 92, eso significa que el volumen de compra de alcohol anhidro de parte de YPFB a la industria sucro alcoholera (ingenios azucareros), tomando el parámetro de mezcla del 12%, alcanzó al menos 540 mil litros. 

En ese contexto, para el productor cañero Jhony Claros Cadima, la situación es aún más preocupante dado que el compromiso de YPFB era materializar hasta finales del 2018 al menos los 7,0 millones de litros que produjo la industria sucro alcoholera. 

"El problema ya no es inherente a la producción del sector y menos de la industria. Tampoco lo es de parte del gobierno. Es un problema de la cadena de la comercialización. En eso supongo, que las entidades privadas y públicas que manejan la cadena de distribución deben enfatizar su parte, lo que significa inversiones, adecuar sus estaciones de servicio de manera más rápida", precisó. 

El gobierno, en las últimos días anunció que el combustible Súper Etanol 97 saldrá a la venta este año y a finales de gestión se implementará el alcohol hidratado, ha puesto en énfasis la compra del etanol o alcohol anhidro o deshidratado en un volumen de 150 millones  de litros este año.

Asosur valora oportunidad de negocios en el etanol

Viable. La gerente general de la Asociación de Surtidores Privados Santa Cruz, Susy Dorado, aseguró que los biocombustibles son una oportunidad de mejorar el ingreso de los surtidores y es un beneficio para el país pues aporta a la política de disminución de la subvención.

Oferta. En Santa Cruz hay 23 estaciones de servicio comercializando Super 92. Hasta mediados de este año, el número se elevará a 48, informó Dorado. Además, aseguró que adecuar las estaciones es más viable y menos costoso que construir una nueva.

Apuntes

• El 8 de marzo de 2018 se firmó un acuerdo  entre el sector cañero e industrial y el gobierno de Evo Morales, bajo el rótulo de Bolivia en la era del biocombustible, para desarrollar en el menor tiempo posible la posibilidad de producir alcohol anhidro (alcohol deshidratado) o etanol para ser añadido a la gasolina.

• Seis meses después, el 15 de septiembre de 2018, en el municipio de Minero, una de las poblaciones cañeras del norte cruceño, el presidente Evo Morales Ayma promulgó la la Ley de Aditivos de Origen Vegetal N° 1098, con el que oficialmente se pone en marcha el proyecto de producción y comercialización de la gasolina mezclada con etanol. Entre muchos aspectos la norma precisa que la mezcla de dichos aditivos verdes se podrá hacer hasta un 25%, sean estos con gasolina o diesel. 

•  En tanto el miércoles, 26 septiembre de 2018, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó en el marco del proceso de reglamentación de la Ley 1098,  se ha aprobado un Decreto Supremo mediante el cual, para el arranque de la adición y comercialización del Super Etanol 92,  se autoriza la mezcla del etanol con la gasolina base hasta el 12%, como un aditivo.

• En base a esa norma reglamentaria, Sánchez precisó que el Super Etanol 92 se empezaría a vender en al menos 400 estaciones de servicio hasta fin de año de 2018, con la perspectiva que el 2019 se llegaría al 95% de surtidores del país. Lo cual, de acuerdo al informe actual de la ANH, no ha sucedido y menos se ha cumplido siquiera de cerca lo estimado por la autoridad del sector. 
  
• El jueves 1 de noviembre, desde la ciudad de Santa Cruz, arrancó la comercialización del biocombustibles  Súper Etanol 92. EL surtidor de YPFB, ubicado entre segundo y tercer anillo de la avenida Grigotá, con capacidad de almacenaje de 30.000 litros, fue el punto de partida para el inicio de la venta del biocombustible.

• De esa fecha hasta el 31 de diciembre de 2018, según la ANH se ha logrado comercializar al menos 4,5 millones de litros de la gasolina Super Etanol 92, considerado como un éxito al crecimiento de la demanda.

• Los contratiempo y las dificultades no dejaron de manifestarse. Una asamblea nacional de los productores cañeros aglutinados en CONCABOL, realizado el 12 de diciembre,  en la ciudad de Montero, resolvió declararse en estado de emergencia y en alerta exigiendo que el Gobierno cumpla los compromisos verbales, en función de la Ley 1098, respecto al volumen de compra inicialmente comprometido de 80,0 millones de litros de etanol de parte de YPFB a la industria sucro alcoholera.

• El atenuante mayor expresado por los productores cañeros fue la difícil situación financiera del sector que había apostado todo sus esfuerzos, entre ellas inversiones en la ampliación, mejoras de suelo y la incorporación de nuevas variedades de caña para producir mas materia prima. Hasta entonces el volumen de compra de YPFB apenas había llegado a 280 mil litros, cuando la industria ya poseía 7,0 millones de etanol.

Punto de vista

"El biocombustible tiene un impacto en la economía"

Jhony  Claros Cadima
Experto y productor cañero

"La importancia de los biocombustible en la economía es su efecto multiplicador que engloba no solo la cadena productiva, así a secas; sino tiene que ver con esa otra parte que constituye la cadena de la comercialización. Esta última si no está articulada y menos desarrollada, es imposible asegurar objetivos importantes como es en el caso del biocombustible. 

Si la actividad agrícola y el proceso industrial  para la producción del etanol moviliza muchos eslabones de la cadena productiva tales como el movimiento de recursos humanos y maquinaria tanto para la mejora en la producción, luego para la cosecha de la caña y  el transporte de la materia prima hasta los ingenios; el proceso de postproducción, cual es la comercialización en el mercado exige la participación de otros eslabones, lo cual tiene que ver con la logística del transporte para llegar a los mercados y los adecuados dispositivos o sistemas de distribución para que la demanda sea plenamente satisfecha. 

En ese contexto, el hecho que no hayan suficientes surtidores certificados para vender la gasolina Super Etanol 92, es alarmante.  De nada sirve los esfuerzos que hacen el gobierno y los productores si la cadena logística esta fallando. Los surtidores deberían realizar inversiones, en el fondo ellos también  se benefician, dada la demanda creciente.

Ante esa situación urge viabilizar una política agresiva de articulación de esa parte de la cadena de distribución para el programa del biocombustible".