Siguenos en:
Lunes
 19 de Noviembre de 2018
Motores
Informe de una fundación alemana
Frustración democrática
Declive. Los pueblos de Latinoamérica ven falta de capacidad política real a la solución de los problemas.
Sábado,  24 de Marzo, 2018
Frustracion-democratica
Ref. Fotografia: Desconfianza. Los escándalos de corrupción han ido mellando la credibilidad de los políticos.

La alarma saltó en el último Latinobarómetro: el apoyo a la democracia en la región lleva cinco años consecutivos de caídas y solo el 53% de los ciudadanos consultados se muestra partidario de esta forma de Gobierno. 

Cinco meses después, el think tank (laboratorio de ideas) alemán Bertelsmann Stiftung le pone letra y argumentos a los fríos datos. En el caso concreto de Latinoamérica las señales de alerta que envía el último Índice de Transformación (BTI) de la fundación germana son especialmente preocupantes: “Revela signos en aumento de un síndrome por el que las élites políticas no logran ofrecer soluciones satisfactorias”.

Crisis de confianza. Esta crisis de confianza, subrayan los especialistas de Bertelsmann Stiftung, está empezando a erosionar la propia legitimidad de los Ejecutivos regionales, cuyos niveles de aprobación están, salvo en contadas excepciones, en niveles históricamente bajos. “Más aún, hay una amenaza creciente sobre la legitimidad de la democracia en sí misma, que sigue perdiendo apoyo en la población. En Latinoamérica la insatisfacción con el funcionamiento de la democracia está amenazando con mutar en un descontento en la democracia como tal”.

Bajo estado de ánimo social. El consenso en torno al modelo democrático sigue siendo la nota predominante en América Latina, pero su fuerza cada vez es menor. En su diagnóstico, los especialistas de la organización privada alemana detectan un bajo estado de ánimo social “alimentado por una creciente discrepancia entre las mayores demandas de los ciudadanos y la falta (real o percibida) de capacidad para resolver los problemas por parte de las élites políticas, cuya reputación se ha visto mermada por escándalos de corrupción en los últimos años”.

Bolivia entre los de democracias imperfectas. De los 21 países tomados como muestra en el estudio, solo cinco -Uruguay, Chile, Costa Rica, Jamaica y Argentina- son considerados “democracias en consolidación”.

Otros nueve -Brasil, El Salvador, Panamá, Bolivia, República Dominicana, Colombia, Perú, Paraguay y México- son catalogados como “democracias imperfectas” y tres más -Ecuador, Honduras y Guatemala-, como “democracias altamente imperfectas”. Las autocracias, por su parte, se dividen en dos: las “moderadas” -Nicaragua, el único Estado de la región que ha pasado a engrosar esta lista de dudoso honor desde 2006, y Haití- y las de “línea dura” -Venezuela y Cuba-.

El declive del precio de materias primas. Según el informe, el declive en el precio de las materias primas que acompañó la crisis económica de los países avanzados en la primera mitad de esta década lastró la expansión económica de la región, que solo ahora vuelve a recuperar fuelle, golpeó con fuerza los cimientos de los países que habían girado al modelo que Hugo Chávez popularizó como “socialismo del siglo XXI” -Venezuela, Ecuador, Bolivia y la Argentina de los Kirchner, entre otros-, pero también pasó factura a las economías que han seguido los principios del libre mercado.

Problemas sin solución. "Los principales problemas de América Latina siguen sin ser resueltos -dependencia de las exportaciones de materias primas, baja productividad y altos niveles de desigualdad- y se ven exacerbados por la disparidad educativa, que frena el desarrollo económico”.

21 Países
han sido tomados en cuenta en este estudio de la fundación.

13 Países
Celebrarán elecciones en la región durante este año. 


Maniobras para permitir reelección de gobernantes

También las maniobras para permitir la reelección directa de gobernantes en el poder en varios países de la región -República Dominicana, Honduras, Ecuador y el intento fallido en Paraguay-. “Incluso Argentina y Ecuador, dos países con perspectivas relativamente positivas de desarrollo democrático, ofrecen solo una perspectiva limitada de mayor consolidación de esta tendencia” en el futuro.

Erosión democrática. A los casos más evidentes de erosión democrática, Venezuela y Nicaragua, la fundación germana suma el de Brasil, con el “dudoso” proceso de destitución de Dilma Rousseff que desembocó en la llegada a la presidencia de Michel Temer en mayo de 2016.

Para enero de 2019, cuando vea la luz su próximo Índice de Transformación, al menos 13 países habrán celebrado elecciones presidenciales. “No se puede descartar que el panorama político experimente un cambio".

Agencias eldia@eldia.com.bo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día