Siguenos en:
Lunes
 19 de Agosto de 2019
Motores
Para personas con discapacidad auditiva
Educación especial, buscan que se imparta desde pequeños y no de grandes
Santa Cruz tiene más de 4 mil alumnos con discapacidad auditiva y padres como maestros piden meterlos a estudiar a temprana edad y no cuando ya son adolescentes.
Lunes,  29  de Enero, 2018
Educacion-especial,-buscan-que-se-imparta-desde-pequenos-y-no-de-grandes

El 5 de febrero inician las clases tanto para estudiantes del sistema de educación regular como para los de educación especial y alternativas, entre este grupo se encuentra 4.278 alumnos con discapacidad auditiva en Santa Cruz que tienen interés de aprender y salir adelante, pero en el departamento se identifica un problema que es la falta de preocupación de los padres para buscar a temprana edad educación para sus niños que nacieron o por alguna razón perdieron el sentido del oído.

Vivencias y metas. “Recibimos niños desde los tres años ya que mientras más antes se pueda iniciar es mucho mejor para ellos porque aprenderían más fácil, casi a la par de los niños de educación regular. Pero lo malo es que los padres no envían a sus hijos desde pequeñitos, sino que cada año recibimos una gran cantidad de estudiantes adolescente entre 11 a 14 años que recién van a aprender lo básico”, indicó Blanca Mery Ortiz, fundadora y directora del centro de educación especial Cinoms. Del mismo modo, la maestra relató su lucha para crear este centro que funciona desde 1995. Todo comenzó por la preocupación que tenía por su hermano con discapacidad de audición; Así fue que se juntaron varias personas que tenían familiares con el mismo problema de no lograr comunicarse. “En Bolivia no había información para personas sordas, yo tuve que comprarme libros y leer mucho y este fue otro problema porque tampoco habían en español solo en portugués e inglés, para poder leerlos tuve que aprender inglés y con la práctica fuimos eligiendo cuál era la mejor metodología para enseñarles y ver qué se podía hacer con ellos porque yo no era ni profesional en esa época y había preocupación en la familia de enseñarles a estas personas que siempre estaban metidas en casa sin hacer nada”, contó la directora de Cinoms quien actualmente sigue recibiendo inscripciones de estudiantes.

Por su parte, Rubén Álvarez, subdirector de educación alternativa y especial de Santa Cruz, también indicó que en el departamento cada año van apareciendo más personas en busca de un centro para estudiar y por eso, desde el año pasado están “trabajando con fuerza en dar atención temprana y no cuando ya están adelantados de edad, para eso lo que se quiere es dar atención preventiva”, explicó Álvarez.

En Santa Cruz hay un total de 27 centros atendiendo la discapacidad auditiva. En la ciudad hay tres y en provincia 24, pero los centros de la ciudad se han especializado y en provincia son más integrales porque atienden varias discapacidades en el mismo centro. Según la Dirección Departamental de Educación (DDE) Cinoms, Asocruz y Julia Jiménez son los tres centros que hay en Santa Cruz de la Sierra.

Profesora con discapacidad auditiva.  Felipa Mollo, es un ejemplo de mujer, ya que lleva 11 años de maestra enseñando la Lengua de Señas Boliviana (LSB) en distintos lugares de la ciudad, pero el trabajo loable que hace, es que es una profesora con discapacidad auditiva, que para aprender este lenguaje tuvo que ir a estudiar a Cochabamba. Comunicarse con ella sin que la otra persona sepa la LSB no es tan difícil como algunos piensan porque ella domina la escritura y esta es una de las grandes herramientas que tiene para hacerse entender con todo mundo.

De esta manera expresó que tiene un profundo sentimiento de querer enseñar a muchos niños, pero también se preocupa por los pequeños que son como ella. “Hay veces las familias los llevan a centros por afinidad y no ven la necesidad que precisa su hijo para entrar a una unidad educativa, a veces por más cerca lo llevan a Aprecia u otros lugares que no son calificados para llevar las LSB. Yo veo que los padres de familia no buscan ayuda cuando su hijo es pequeño porque no aceptan que ese niño tiene discapacidad auditiva o es sordo y para ellos es más fácil tenerlos en casa”, resaltó. 

Aprendizaje desde pequeño.  Jaqueline Rivero tiene cinco hijos, entre ellos Fabio Andrés Molina de 14 años de edad, quien tiene discapacidad auditiva, pero a diferencia de otros alumnos, Jaqueline cuenta lo beneficioso que fue para ella el haber metido a su hijo a la clase inicial desde que tenía 5 años de edad. “Nosotros no sabíamos que mi hijo era sordito hasta que un día su hermano mayor hizo un ruido fuertísimo donde Fabio no reaccionó, ya tenía 4 años de edad, entonces al otro día lo llevé a ProSadud y ahí fue cuando me confirmaron la sospecha. Todo ese año buscamos ayuda, hasta le compramos audífonos y nada. Así fue que decidimos meterlo a un centro de educación especial en el que el niño aprendió a hablar con señas y nosotros también nos vimos obligados a aprender porque de nada servía que él aprenda si en casa no lo íbamos a entender”, contó la madre muy contenta ya que su hijo está en 5to de primaria, además que eso le significó un alivio y ya no una carga para la familia como algunos les decían. 

“Fabio es vivísimo, muy inteligente, cualquiera que lo mira no se da cuenta que tiene esa discapacidad, además porque también está comenzando a leer por los labios y fácil interpreta lo que le quieren decir”, recalcó la mamá.

Temores.  Por su parte Rivero, indicó que ella como madre no dejaba solo a su hijo, por temor a que le pase algo y nadie le pueda entender. Desde el año pasado, Fabio ya sabe transportarse en micro, va y regresa del Cinoms a casa. “Esto es una gran ayuda para la familia, porque yo por muchos años iba a dejarlo y volvía para recogerlo en micro y el centro educativo me quedaba al otro polo de mi casa. Uno como madre no quiere separarse de su hijo y creo que ese es el error que cometemos todos los padres porque olvidamos de que ellos también pueden o tienen que estudiar y aprender igual que cualquier niño”, sostuvo Jaqueline.  

Retos de la vida para personas con discapacidad 

Felipa no solo es profesora de la U.E. de Parálisis Cerebral, sino que también es madre de dos niñas y cuenta algunas de las dificultades de su vida. ¿Cómo le ha sido criar a sus niñas sin poder escucharlas? Yo críe a mis hijas con un poco de dificultad pero gracias a una amiga que me mandó un parlante bebé con cámara mientras yo cocinaba estaba atenta a ellas cuando eran pequeñas, ahora ya son mayores de diez años, pero cuando ellas eran bebés, al cumplir un año empecé a enseñarles asociando con objetos la imagen y la palabra en seña. Su papá es sordo y apoyó en educar a las niñas. Ahora ellas manejan bien la lengua de señas.

También es muy difícil trabajar con niños con discapacidades, sobre todo en la UE Parálisis Cerebral porque son pequeños que están generalmente afectados de las manos y las manos son como su voz. 

Inclusión

Rubén Álvarez, subdirector de educación alternativa y especial de la Dirección Departamental de Educación (DDE), señaló que a partir de la promulgación Ley educativa 070 ellos han venido realizando un sinnúmero de actividades pedagógicas, principalmente lo que corresponde a la transformación e inclusión y a partir de ellos han trabajado diferentes reglamentos en comunidad. 

 En la ley 070 señala claramente que hay que hacer un desafío de transformación e inclusión y es por eso que se ha trabajado específicamente en alineamiento de educación especial en tres áreas: para personas con discapacidad (esta incluye a los que tienen dificultad auditiva), personas con talento extraordinario y para personas con dificultades en el aprendizaje”.

Señaló que el desafío de la universalización educativa, no es una tarea de los centros de educación especial, sino una tarea de todos.

Hay 5 unidades educativas del subsistema regular atendiendo también a personas con discapacidad auditiva. Según la resolución ministerial 01/2018 esto se llama unidad educativa e inclusivas porque tienen la capacidad de atender a hermanas y hermanos que tengan discapacidad auditiva, y son unidades educativas inclusivas porque atienden bajo el mismo currículum y este solo varía en la adaptación adecuada para la discapacidad del estudiante. Eso no significa que sea inferior o superior al que se utiliza en regular.
No solamente hay unidad educativa sino también Centros de Educación Alternativa (CEA) estos son centros de educación para jóvenes y adultos que también algunos brindan atención por medio de maestros que tienen la capacidad de enseñar la LSB por eso son centros de educación alternativa inclusiva y hay unidades educativas inclusivas.

En todo el departamento de Santa Cruz hay cuatro CEA pero en la ciudad está solo el CEA 24 de Septiembre que abre desde las 18:30.

'En Bolivia no había información para personas sordas, yo tuve que comprarme libros y leer mucho para elegir lo mejor para ellos.'

Blanca Mery Ortiz
Fundadora y Directora de Cinoms

'A veces las familias los llevan a centros por afinidad y no ven la necesidad que precisa su hijo para entrar a una unidad educativa. '

Felipa Mollo
Prof. de la Unidad Educativa Parálisis Cerebral

'El desafío de la universalización educativa, no es una tarea de los centros de educación especial, sino una tarea de todos.'

Rubén Álvarez
Subdirector de Educación Alternativa y Especial

Acerca del autor:
Eveline-Gamarra-
Eveline Gamarra
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día