Siguenos en:
Jueves
 20 de Septiembre de 2018
Universidades
Se les fue la mano
Bajo el Penoco
Sábado,  10 de Julio, 2010

La Policía va a tener que afinar la creatividad con la que suele justificar algunos hechos oscuros que suceden dentro de la institución. Es el caso de la muerte de David Olorio Apaza, uno de los presuntos autores del atraco en el que fue acribillado un efectivo en un retén de “Vías Bolivia”. La primera versión indicaba que Olorio fue víctima de muerte súbita que sufrió dentro de las celdas de la Felcc de La Paz. Lo que nadie pudo explicar fue las señales de tortura que presentaba el cadáver del sospechoso. El jueves, la Policía comunicó que la gran cantidad de moretones y heridas se los hizo el mismo Olorio cuando cayó desmayado, aunque también circuló la versión de que el detenido murió por una sobredosis de pentotal sódico, más conocido como “suero de la verdad” que presuntamente fue aplicado por los investigadores para conseguir una confesión. Uno de los funcionarios policiales aclaró que Osorio Apaza confesó el crimen antes de morir. Con toda esa paliza y de yapa semejante inyección, cómo no lograron que aclare una media docena de casos sin resolver.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día