Siguenos en:
Martes
 25 de Septiembre de 2018
Universidades
Ojo centinela
Muerte y barbarie
Lunes,  29 de Agosto, 2016

La muerte de al menos tres personas, entre ellas la de un alto funcionario de Gobierno, y al menos 30 heridos, en el conflicto con los cooperativistas mineros de occidente, son el fiel reflejo de un retroceso en el país... y de la vuelta a la barbarie.

Ocurre cuando los seres humanos dejamos en segundo plano la vida, como el principal derecho fundamental del hombre y privilegiamos la violencia y los intereses políticos.

Por eso es que ante tanto luto y dolor, es bueno que  ambos bandos encontrados, el Gobierno y los cooperativistas, tengamos que poner paños fríos para prevenir una escalada de conflictos, y quien sabe, hasta una Guerra civil, porque los campesinos y cocaleros han anunciado movilizaciones en contra de los cooperativistas “asesinos”, como los han llamado, tras la muerte del viceministro de Gobierno.

Y sentarse a dialogar para encontrar puntos de encuentro tras la aprobación de una Ley de Cooperativas que prohíbe fundamentalmente la sociedad de los mineros bolivianos con empresas extranjeras, bajo el argumento que éstas no pueden “seguir saqueando nuestros recursos naturales”. En este conflicto, el Gobierno también debe entender que los cooperativistas mineros no son los débiles discapacitados que al final fueron derrotados, si no que está enfrentando, en primer lugar a sus ex-socios políticos, por un lado, y por el otro, a un sector que maneja grandes recursos económicos... y dinamita,  como para sostener durante mucho tiempo pequeñas batallas y hasta una Guerra, por decirlo en forma exagerada.

Y la guerra y no siembra flores en el campo de batalla, deja muertos, y los muertos dejan más luto, y más barbarie... Por ello, aunque la muerte de los dos cooperativistas y la del funcionario de Gobierno hayan provocado un mayor distanciamiento, se deben tender puentes de diálogo, pues la represión que ha iniciado el Gobierno, en una especie de cacería de brujas, tampoco es buena señal de solución del conflicto.
Si bien es cierto el tráfico vehicular en las carreteras de occidente ha vuelto a la normalidad, existe una tensa calma y un estado de apronte por parte de los cooperativistas que niegan haber sido influenciados “por la derecha” o “por intereses extranjeros”, como han señalado autoridades de gobierno.

Este luto del pueblo boliviano ocurre también como para justificar aquel dicho que “no hay inventor que no se fregue con su propio invento”, pues los mineros asociados a cooperativas han usado como principal herramienta de sus protestas a la dinamita, la misma que tras haber sido prohibida, fue restituido su uso, bajo el argumento que esos explosivos formaban parte de las costumbres milenarias del occidente. Con todo este panorama también resultará difícil identificar a los autores del cruel asesinato del viceministro de Gobierno y también a los responsables de la muerte de los dos mineros que resultaron heridos con armas letales. Y lo mejor sería pedir el apoyo de instituciones independientes como la Iglesia Católica o Derechos Humanos para buscar soluciones que también pueden ir por la revisión de esa norma que ha soltado los demonios de los cooperativistas.

De lo contrario se corre el riesgo que en las investigaciones también puedan ser tomados como rehenes algunos fiscales o los propios policías que realizan las investigaciones con el riesgo que puedan volver a sembrarse muertos de ambos lados.

Entonces puede ocurrir como en la barbarie, en los tiempos donde los hombres éramos nómadas salvajes y cuando ocurría el asesinato del miembro de una tribu, sus allegados se levantaban y exterminaban a toda la tribu involucrada, sin importarles si habían o no participado en el crimen. Eran tiempos de barbarie que en Bolivia debemos evitar, porque la violencia puede traer más violencia.

El autor es periodista

Acerca del autor:
Roberto-Mendez-
Roberto Mendez
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día