Siguenos en:
Martes
 18 de Septiembre de 2018
Editorial
Editorial
El sueño de la ciudad limpia
Lunes,  24 de Octubre, 2011

La Empresa Municipal de Aseo de Santa Cruz (Emacruz) ha lanzado recientemente la licitación nacional para la recogida de basura en la ciudad capital cruceña. De esta manera se pretende implementar la Unidad de Respuesta Inmediata (URI) concebida para aliviar la tarea de recolección de basura en las zonas de la ciudad donde el sistema de recogida ha colapsado. En otras palabras, se están adoptando las medidas de emergencia planificadas para encarar la tarea de volver a tener una ciudad limpia, una vez que se ha constatado hasta la saciedad que Santa Cruz ya no es más aquel lugar del cual los cruceños estaban orgullosos de mostrar. Ya no es más la añorada ciudad jardín.

Por donde se vea, la tarea se presenta ardua y de largo aliento, porque jugarán un rol decisivo no solo la disponibilidad de recursos económicos por parte del municipio, sino también la disposición de la ciudadanía de vivir en una ciudad libre al menos de basurales con potencialidad de convertirse en auténticos focos de contaminación e infecciosos. Conviene señalar que son los propios vecinos los que acumulan basura en plena vía pública y son ellos los que arrojan desperdicios a las bocas de tormenta y a los canales pluviales, generando problemas adicionales que, a la hora de la verdad, son difíciles de atender con prontitud y eficacia. Si los vecinos no cambian, nada saldrá bien.

El Municipio ha reconocido que se está sufriendo las consecuencias negativas de un mal contrato con  un operador privado que ha arrojado desalentadores resultados después de un trabajo de dos gestiones. Este solo hecho muestra la honda preocupación que embarga a las autoridades ediles respecto del aseo urbano que, entre otros problemas, es tan solo una parte de una problemática urbana que ha alcanzado dimensiones colosales. Esta realidad, angustiosa y compleja, debería mover a la reflexión a las autoridades departamentales para sumar esfuerzos en procura de ofrecer soluciones duraderas y consensuadas que devuelvan a Santa Cruz su antigua imagen de ciudad limpia y segura.

Por lo pronto, la recolección de la basura urbana viene a ser el problema prioritario, fundamentalmente porque la acumulación de basura urbana tiene relación con las enfermedades transmisibles que afectan a los seres humanos, y por su potencial riesgo de convertirse en criaderos de mosquitos transmisores de dengue. El dengue se ha perfilado en los últimos años como una amenaza real para la población cruceña, al punto que cualquier medida epidemiológica preventiva resulta bienvenida, especialmente si se toma en cuenta la todavía preocupante presencia del virus de la influenza humana -Gripe A N1H1- entre los grupos vulnerables de la población cruceña.

Resulta sensato convencerse que el sueño de una ciudad limpia no es inalcanzable. Si bien las medidas adoptadas dentro de la Unidad de Respuesta Inmediata son tan solo el comienzo de una nueva serie de esfuerzos hacia ese objetivo, nada más sensato que tomar las cosas como corresponde. A las autoridades ediles, departamentales y nacionales, les compete fijar las normas y hacerlas cumplir. A los vecinos, de la mano de una dirigencia responsable, les atañe una concienciación sobre la necesidad de vivir en una ciudad limpia, saludable y segura. Todo ello es posible si queremos a nuestra ciudad tanto como lo proclamamos, pero que aún nos falta demostrarlo de verdad.

 

Resulta sensato convencerse que el sueño de una ciudad limpia no es inalcanzable. Es posible si lo demostramos tanto como lo proclamamos.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día