Siguenos en:
Martes
 16 de Julio de 2019
Editorial
Nuestro pastor
Pensando en Voz Alta
Viernes,  11 de Marzo, 2011

Siempre me ha llamado la atención la figura evangélica del pastor porque no la entendía. Trataba de comparar al pastor con el vaquero, el mozo que está a cargo del ganado en una estancia. Es por eso que no entendía aquello de que “el buen pastor da la vida por sus ovejas”, “el pastor conoce a sus ovejas por su nombre”, “el pastor conoce a sus ovejas y ellas lo conocen a él”. Durante mucho tiempo pensé que se trataba de cosas líricas a las que se había recurrido para explicar la relación de Dios con los hombres y, por tanto, del representante de Éste con sus feligreses. Eso cambió radicalmente cuando el otoño de 1964 fui invitado a la casa de un amigo que vivía en un pequeño pueblo castellano donde la principal riqueza era el ganado lanar. Ahí conocí por primera vez a un pastor. Era un muchacho de mi edad que estaba a cargo de un rebaño bastante numeroso. En la madrugaba lo veía desde mi ventana sacar al rebaño y dirigirlo con su voz y la asistencia de dos perros, los que le ayudaban a traerlos de vuelva al anochecer. Un par de veces fui a visitarlo a las pasturas donde llevaba al rebaño y lo sorprendí hablando con las ovejas con mucha familiaridad y que estos animales entendían lo que les decía. Entonces comprendí aquello del buen pastor.

Y todo esto a propósito de monseñor Julio Terrazas, nuestro pastor, que el pasado 7 de marzo ha cumplido 75 años. Monseñor Julio nació en Vallegrande, ciudad con la que va a mantener una amorosa relación durante toda su vida. Allí fue donde dijo sí a la vocación sacerdotal a la que lo había llamado Dios: ingresó a la congregación de los Misioneros Redentoristas. Allí fue donde se ordenó sacerdote y donde se estrenó como párroco. Allí es donde regresa de vez en cuando para reencontrarse con los suyos.

Monseñor Julio hizo sus estudios eclesiásticos en Salta y Córdoba. Ya siendo sacerdote, y después de haber trabajado como párroco, hizo estudios de especialización en Lovaina, lo que completó su formación, que la puso al servicio de su trabajo sacerdotal. Cuando tenía 40 años fue nombrado obispo auxiliar de La Paz, acompañando al arzobispo Jorge Manrique. A partir de esta época ha tenido una actuación destacada en el CELAM, sobre todo en lo referente al laicado y al trabajo con la juventud. Poco tiempo más tarde fue nombrado obispo de Oruro, donde estuvo hasta 1991, año en el que fue nombrado arzobispo de Santa Cruz de la Sierra. El año 2001 el papa Juan Pablo II lo nombró cardenal, dignidad que recibió el 21 de febrero de 2001 y que tendrá toda la vida. En su calidad de cardenal el Papa le ha dado el encargo muchas veces de dar catequesis en encuentros mundiales de la juventud. Por otra parte, ha sido en varias oportunidades presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana.

Esta es una apretadísima síntesis de la hoja de vida de monseñor Julio Terrazas. Pero la vida del Pastor Julio Terrazas es muy difícil de resumir en este breve espacio. La preocupación pastoral de monseñor Julio ha sido una constante a lo largo de toda su vida. Como simple párroco, como obispo, como arzobispo o como Cardenal, monseñor Terrazas es el buen pastor que no sólo cuida de sus ovejas, sino que las ama apasionadamente. Este amor se manifiesta en la constante preocupación no sólo por el bienestar espiritual de su grey, sino sobre todo por el material, pues sabe que no puede haber salud espiritual si no se han resuelto las necesidades básicas del hombre y que el principal enemigo de su rebaño es la pobreza.

Cuando monseñor Julio llegó a nuestra ciudad en 1991 muchos nos equivocamos, pues solo vimos en él a un obispo chúcaro y contestatario. Efectivamente es chúcaro y contestatario, pero mucho más: es el buen pastor que ama a sus ovejas; es el buen pastor que conoce a sus ovejas; es el buen pastor que da la vida por sus ovejas. No otra cosa es lo que nos muestra cotidianamente desde el púlpito hablándonos con lenguaje claro y sereno; mostrándonos el camino de los hijos de Dios, el camino de la libertad; diciéndonos, no tengan miedo, la verdad nos hará libres.

Acerca del autor:
Alcides-Parejas-
Alcides Parejas
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día