Siguenos en:
Viernes
 21 de Septiembre de 2018
Editorial
Nuestro gas y los fertilizantes
Energía e Hidrocarburos
Viernes,  17 de Septiembre, 2010

La producción de fertilizantes nitrogenados (amoniaco y úrea) utilizando gas natural seco es el mejor y obvio proceso de industrialización para nuestro gas.  Para su ejecución, como en todo proyecto, se hace necesario contar en forma oportuna: materia prima, tecnología, mercado y financiamiento.
Para nosotros, con pequeño consumo interno, el mercado de exportación es el factor crítico.  Nuestra mediterraneidad significa un costo extra de cerca de $us 100/Ton para llegar con el producto a un puerto y poder competir en el mercado.  Esos $us 100, son una desventaja casi insalvable, a no ser que se tenga un mercado contiguo, como el brasilero.
Consideraciones como la anterior, sumadas a muchas otras más, impulsaron a concebir nuestra relación hidrocarburífera con Brasil como una alianza similar a la de EEUU de NA y Canadá. Esa relación se inició con la firma del contrato de venta de gas. En diferentes formas fue anunciada por los presidentes Banzer y Cardozo en la entrevista de Puerto Suárez a la conclusión de las obras del gasoducto.
La relación fue cultivada por los gobiernos de ambos países.  Tal es así que la Ley 3058, recogiendo la experiencia canadiense, en vez que estipular odiosas prohibiciones  contiene concesiones que hacen más atractivo el industrializar gas en nuestro país.  En el gobierno de Lula esta alianza fue puesta a durísima prueba con la radical campaña mediática del gobierno de Morales al nacionalizar los hidrocarburos.  Más delante por el inexplicable rechazo olímpico de las presas hidroeléctricas en el Río Madera y contar con una salida al Atlántico. La gran alianza parecía ser sueño del pasado.
Aun con esos antecedentes, fue una desagradable sorpresa el anuncio por Petrobrás de estar planeando la construcción de una planta de amoniaco – urea cerca de la frontera, utilizando gas boliviano como materia prima, esperando contar con una producción anual de 1.2 millones de toneladas de urea a partir del 2014.  En otras palabras, la producción de esa planta coparía el mercado para  producción boliviana exportable en una de las pocas áreas donde podría llegar competitivamente.
Planes de “business are business” muy duros para Bolivia, pero comprensibles.  Brasil es uno de los más grandes importadores de urea del mundo.  Sus requerimientos son crecientes y no puede esperar. Su compañero de alianza, con el cual podría producir fertilizantes, con gran demora, ha creado su empresa industrializadora de gas (EBIH) para ensamblar paneles de PVC venezolano, fabricar tapones para garrafas y continua pensando que generar electricidad en plantas termoeléctricas es industrializar.
Tengo la esperanza que no todo está consumado.  Parecería que políticamente Brasil se ha dado cuenta de lo inequitativo que es privar mercado de fertilizantes a su proveedor,  utilizando el gas que le provee.
Esto explicaría las declaraciones del embajador brasileño en sentido que empresas brasileras están pendientes de respuesta para llegar a un acuerdo con nuestro gobierno para la producción de fertilizantes nitrogenados, no solo del gas, sino inclusive de otros que pueden ser obtenidas al explorar el Salar de Uyuni.
Estamos en el umbral de tener o no una industria de fertilizantes derivados de gas.  Frente a esta disyuntiva, ya es hora que la industrialización del gas deje de ser un discurso político-demagógico y que la EBIH deje de volar por los aires los pajaritos que tiene en la cabeza y acometa sus funciones con seriedad.
Con la esperanza que gobierno y empresa afronten la situación con creatividad y profesionalismo, sugiero que Bolivia plantee a Brasil revivir la alianza estratégica en fertilizantes.  Bolivia otorgaría un precio especial al gas para fertilizantes y Brasil en la planta que haga uso de ese gas a ese precio, otorgaría la opción que EBIH sea socia de esa planta.  Adicionalmente, la construcción de una o más plantas binacionales en territorio boliviano, las cuales gozarían de todas las facilidades adicionales que la Ley 3058 otorga a proyectos de este tipo.  Una alianza simple, Bolivia da gas a precio especial para fertilizantes y Brasil su mercado.
 
www.columnistas.net

Acerca del autor:
Carlos-Miranda--Pacheco-
Carlos Miranda Pacheco
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día