Siguenos en:
Martes
 3 de Agosto de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Ahogados en sus mentiras
Lunes,  5 de Abril, 2021
Ahogados-en--sus-mentiras-

Al gobierno de Luis Arce le está pasando como a esos niños a los que ya les conocen todas sus travesuras o como al que ya le han descubierto sus infidelidades. Nadie cree en ellos, cada cosa que hacen es motivo de sospecha y, el sujeto en cuestión, ya no sabe qué inventar para salir del paso. Mienten con descaro, sus mentiras son cada vez más infantiles, no piensan lo que dicen y son descubiertos con suma facilidad, porque una falsedad lleva a la otra y el pandemónium se agranda como bola de nieve. Antes eran buenos para falsear, pero ya perdieron el norte y se están ahogando.

Ayudado por un sinfín de intelectuales, propagandistas, teóricos y académicos nacionales y extranjeros, el MAS llegó a construir una inmensa patraña denominada “proceso de cambio” y también “revolución democrática y cultural”, plagada de mitos socialistas, adosada con supuestos saberes ancestrales, propuestas ambientales, indigenistas y un alto contenido de ideologías de distinta índole: género, comunitarismo, legalización de las drogas, antiimperialismo, anticapitalismo, descolonización, neomarxismo, etc.

Con ese bodrio en las espaldas, pero sin ningún plan concreto, el MAS llegó a posicionar una imagen positiva en los medios de comunicación internacionales, siempre proclives a semejantes esperpentos, así sean dictaduras bananeras, celebridades extravagantes, líderes rocambolescos o criminales con prontuarios adaptables a guiones cinematográficos. 

En Bolivia, la idea simplemente pegó porque el cocalero Morales tenía plata a montones para repartir y porque usó el odio para cohesionar a grandes masas humanas que siempre estarán dispuestas a escuchar a alguien que les promete cambiar su vida pisándole el cuello a los “de arriba”, a los ricos, a los blancos y a cualquiera que es señalado como culpable de la miseria propia.

Cuando mienten sobre el supuesto golpe de estado ya no mencionan ninguna de esas falacias repetidas durante 14 años. Ni siquiera enarbolan la cantaleta del racismo, pues el rechazo que encarna el MAS y, especialmente el cocalero, está muy bien distribuido en distintas partes del país, en comunidades campesinas y sectores populares, incluyendo la Ciudad de El Alto, a la que nadie puede tildar de ninguno de los estigmas que suele usar el masismo para descalificar a sus adversarios.

Por eso es que tienen que improvisar sobre la marcha y ahora están hasta el cuello de mentiras y contradicciones que vuelven imposible seguir adelante con la razón o con la justicia, a no ser que se decidan sacarse de una vez por todas el disfraz y “meterle nomás” con una dictadura al estilo Cuba o Venezuela, donde el costo del Chavismo para mantenerse en el poder ha sido de 330 mil muertes violentas en 20 años. Evo Morales sabe que su única manera de volver a sus mitos es por la fuerza, aunque no se siente del todo seguro, tal vez por eso es que no confía en nadie más que en los “comandos” que le envía su amigo Maduro desde Caracas.

Cuando mienten sobre el supuesto golpe de estado ya no mencionan ninguna de esas falacias repetidas durante 14 años. Ni siquiera enarbolan la cantaleta del racismo, pues el rechazo que encarna el MAS y, especialmente el cocalero, está muy bien distribuido en distintas partes del país, en comunidades campesinas y sectores populares, incluyendo la Ciudad de El Alto, a la que nadie puede tildar de ninguno de los estigmas que suele usar el masismo para descalificar a sus adversarios.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día