Siguenos en:
Domingo
 16 de Mayo de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
A aguantarse (Parte II)
Jueves,  1 de Abril, 2021
A-aguantarse--(Parte-II)

Se avecina un nuevo brote del Covid y… no es por asustar, pero es muy probable que sea aún más fuerte que los anteriores. Eso ya no es un secreto. Brasil está desbordado, la nueva cepa que viene del país vecino es más letal que las anteriores y está demostrado que la vacunación que se ha venido aplicando (así sea insignificante como en el caso boliviano o más intensa, como pasó en Chile), no es un mecanismo efectivo de contención. Así que está demás la zafacoca que han estado provocando en las zonas fronterizas, con envíos urgentes de vacunas, estrategia más propagandística que otra cosa.

Si todo va como hasta ahora, no hay de qué preocuparse, pues la pandemia en Bolivia ha sido todo menos una demostración de sentido común y coherencia y pese a ello no hemos tenido que vivir desastres humanitarios como los que han tenido que experimentar países de la región e incluso naciones mucho más organizadas y con mayores recursos. 

Pero no hay que coquetearle tanto a la muerte. No hay que jugar tanto con el valor más grande que es la vida y tampoco es cuestión de confiar todo a la providencia divina que hasta ahora ha sido benevolente con nosotros.

Para no variar, el riesgo de rebrote nos vuelve a pillar en medio de un proceso electoral. Habrá segunda vuelta en cuatro regiones y de aquí hasta el 11 de abril no habrá virus ni cuarentena que detenga las manifestaciones, las aglomeraciones y los enfrentamientos que han sido foco de contagio en el periodo eleccionario más largo de la historia del país. Recordemos que desde mediados de 2019 estamos en medio de una intensa lucha que se vio alargada y agravada por el fraude cometido por el cocalero y luego por la pandemia que se desató a principios del fatídico 2020. 

En todo este periodo hemos visto de todo menos cordura y ni siquiera el ataque de la peste ha conseguido menguar los apetitos de quienes lógicamente quieren aprovechar la emergencia para ganar en río revuelto. Se creía que, con el triunfo y la asunción de Luis Arce, la situación tendería a normalizarse, pero ha sido todo lo contrario.

Además de que Luis Arce no sabe, no puede y sus jefes no quieren (porque nunca les ha interesado la salud de los bolivianos), su gobierno se ha ocupado de cualquier otra cosa menos de contener la pandemia. En lugar de fortalecer los hospitales, apoyar a los médicos, contratar personal y concentrar toda la energía gubernamental en frenar al virus y paliar sus efectos en la economía, no ha hecho más que generar conflictos, enturbiar el panorama político, desatar la persecución y a poner toda su energía en el montaje del supuesto golpe de estado, cuyo único fin es saciar la sed de venganza del cocalero y ayudarlo a recomponer su liderazgo dentro del partido, donde enfrenta fuertes corrientes de rechazo. 

¿Qué nos espera esta vez? Todo depende del 11 de abril y de la respuesta electoral que le den al MAS los votantes de cuatro regiones. En el campo de la salud sólo nos queda seguir el consejo de Luis Arce: aguantarnos.

Además de que Luis Arce no sabe, no puede y sus jefes no quieren (porque nunca les ha interesado la salud de los bolivianos), su gobierno se ha ocupado de cualquier otra cosa menos de contener la pandemia.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día