Siguenos en:
Miércoles
 14 de Noviembre de 2018
Editorial
El uso de nuestro territorio
Tribuna
Sábado,  8 de Mayo, 2010

Carlos Roca Ávila - La Gobernación de Santa Cruz, concluyó a fines del pasado año la formulación del Plan Departamental de Ordenamiento Territorial (PDOT), el mismo que debería ser aplicado a partir de la presente gestión con el objetivo de que nuestro desarrollo sea sostenible en sus dimensiones económica, social y ambiental, aprovechando nuestros recursos naturales renovables sin degradarlos.
Este PDOT, está constituido por dos Planes: El Plan de Uso del Suelo (PLUS) y el Plan de Ocupación del Territorio (POT).
Con relación al PLUS, una Ley de la República promulgada el año 2003, ya lo puso en vigencia y consiste básicamente en un instrumento para determinar qué tipo de actividades productivas se deben ejecutar en el territorio en función de sus potencialidades y limitaciones. Es así que en términos globales, el PLUS definió que la franja de territorio entre los Ríos Piraí-Grande y San Julián, es la adecuada para la actividad agrícola mecanizada, por tener las mejores condiciones en aspectos de fertilidad de suelos y su topografía plana. El uso de la Chiquitania por su parte fue determinado para el aprovechamiento forestal y la ganadería. Por un lado, dado su alto potencial maderable y por el otro, por las limitaciones para la agricultura mecanizada, por su topografía ondulada, suelos ácidos, poco profundos y con rocas muy superficiales. El uso asignado a la zona chaqueña fue básicamente la ganadería, principalmente por los riesgos de sequía que no permiten asegurar las cosechas agrícolas. El uso determinado para la zona de los valles fue la ganadería en las zonas con pendientes y la producción de frutales y hortalizas bajo riego en los valles mas planos. Por último el uso determinado para la zona del pantanal  fue la ganadería y aprovechamiento forestal, por la gran riqueza de sus bosques y el hecho que sus suelos inundadizos que no permiten una actividad agrícola estable.
Al respecto, el cumplimiento de lo establecido en el PLUS ha sido parcial, por un lado porque los productores sin distinción de tamaño, no han tenido la conciencia de la necesidad de cumplirlo y por otro lado por el hecho que las entidades llamadas a hacerlo cumplir no desempeñaron adecuadamente su deber. Es así que la Superintendencia Forestal (Actual Autoridad de Fiscalización de Bosques y Tierras), que debería haber controlado que los desbosques para agricultura y ganadería únicamente sean efectuados en las zonas autorizadas para ello, no cumplió a cabalidad con su competencia. Asimismo, el INRA ha titulado tierras para uso agropecuario en zonas cuya función es la de protección de márgenes de ríos, áreas protegidas o aptas para el aprovechamiento forestal. Cabe señalar a manera de comentario que es posible efectuar agricultura mecanizada en la Chiquitania; sin embargo, luego de 4 a 5 años el suelo ya no tendrá la capacidad productiva para lograr buenos rendimientos no siendo por tanto la actividad agrícola mecanizada un uso sostenible de los suelos en esta región.
El Plan de Ocupación del Territorio, por su parte, una vez definido por el PLUS donde se deben desarrollar las actividades productivas, determina como se las debe ejecutar para mantener en el largo plazo la potencialidad de los recursos naturales renovables. De esta manera no es suficiente desarrollar agricultura, ganadería o aprovechamiento forestal en aquellas zonas que así lo determina el PLUS, sino que además la agricultura y ganadería que se desarrolle no deben deteriorar el recurso suelo y el aprovechamiento forestal no debe degradar los bosques. De igual manera otras actividades económicas y sociales que se desarrollen tales como la minería, extracción de hidrocarburos, turismo, industria, asentamientos poblacionales y otros, no deberán degradar los suelos, bosques, recursos hídricos y fauna silvestre.
Otros componentes del POT están referidos a la orientación a nivel departamental sobre que servicios e infraestructura social se debe fortalecer en los diferentes centros poblados para garantizar el bienestar de la población  y  por otro lado que tipo de infraestructura y servicios de apoyo a la producción tales como vías de comunicación, energía eléctrica, talleres, estaciones de servicio, apoyo técnico,  servicios financieros, abastecimiento de insumos y otros, se deben fortalecer en estos centros poblados para apoyar debidamente el aprovechamiento de los recursos naturales con mayor potencialidad de cada una de las regiones.
En conclusión, sólo desarrollando las actividades productivas donde corresponde,  aprovechando los recursos naturales sin degradarlos, dotando los servicios básicos esenciales para la población y contando con la adecuada infraestructura y servicios de apoyo a la producción, estaremos contribuyendo a que Santa Cruz camine hacia su desarrollo sostenible.
 

Acerca del autor:
Carlos-Roca-Avila
Carlos Roca Avila
Acerca del autor:
Carlos-Roca-Ávila
Carlos Roca Ávila
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día