Siguenos en:
Viernes
 4 de Diciembre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Todos somos democracia
Domingo,  13 de Septiembre, 2020
Todos-somos-democracia

A pesar de lo polémico que resulta el asunto, no deja de ser positivo que todos quieran apropiarse de la epopeya ciudadana de octubre,  pero esa paternidad viene con una responsabilidad muy grande: hacer que la democracia renazca y prospere y asegurarse de que la dictadura no vuelva a pisar el umbral de la política boliviana. Si es que eso llegara a ocurrir no habrá quién se haga cargo de las culpas y el pueblo será el que se lleve la peor parte, como siempre.

Hay ejemplos muy cercanos de cómo la falta de compromiso con la lucha democrática ha permitido que los ladrones y autoritarios recuperen el poder y retomen tarea que dejaron a medias. El caso más claro es el de Argentina, donde Cristina Fernández no sólo ha quedado impune frente a todo saqueo que cometió, sino que hoy maneja su títere hacia lo que muchos ya pronostican como la peor crisis que pueda experimentar el vecino país en su historia. Ecuador va por ese mismo camino y en Brasil, Lula acecha constantemente, obligando a las fuerzas políticas y a los ciudadanos a mantenerse en constante alerta.

Pese a que Mauricio Macri contaba con el apoyo del voto ciudadano para hacer una verdadera transformación en el país, no se atrevió, fue muy timorato, no quiso ofender a los peronistas y terminó ejecutando un programa muy parecido al de los socialistas, que no hace falta que sean ladrones para destruir un país. La falta de decencia de los socialistas es apenas una de las facetas, no la peor. Lo más perjudicial de ellos es su arrogancia que los lleva a ser mesiánicos y a crear aparatos estatales gigantescos y altamente costosos que terminan inmovilizados por su propia estructura.

Lo de la arrogancia es un factor que ya nos está jugando en contra en Bolivia, pues todos se sienten capaces de mantener al cocalero en el exilio, de mandarlo a la cárcel y desactivar las minas que dejó muy bien preparadas dentro del país, donde todavía son muchos los que siguen luchando para conseguir su retorno, mientras los que dicen haber sido “pititas” de pura cepa no hacen más que cantar victoria y en otros casos, avanzan campantes sobre los despojos que dejó el “proceso de cambio”.

Necesitaremos una gran dosis de humildad para reconocer que la tarea de reconducir la democracia en Bolivia es titánica, que llevará mucho tiempo y que necesitará del concurso de todas las fuerzas políticas que fueron aplaudidas y vitoreadas en los gloriosos días de octubre, en la medida que se pusieron en sintonía con la gente y salieron a las calles a pelear por los mismos ideales.

Ese mismo pueblo ahora los mira con desconfianza, no sólo por la soberbia que expresan, que es clásicay natural entre los políticos, sino porque parecen alejarse de los anhelos  que nos llevaron a la insurrección del año pasado, con una fuerza tal que hizo aflorar la cobardía del que gritaba “patria o muerte” cuando se encontraba plenamente escoltado por los séquitos de aduladores.

Necesitaremos una gran dosis de humildad para reconocer que la tarea de reconducir la democracia en Bolivia es titánica, que llevará mucho tiempo y que necesitará del concurso de todas las fuerzas políticas que fueron aplaudidas y vitoreadas en los gloriosos días de octubre, en la medida que se pusieron en sintonía con la gente y salieron a las calles a pelear por los mismos ideales.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día