Siguenos en:
Sábado
 24 de Octubre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Guerra contra la dictadura
Jueves,  17  de Enero, 2019
Guerra-contra-la-dictadura

Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Evo Morales están haciendo gala de su tozudez para imponer un nuevo modelo político que ellos se niegan a reconocer como dictadura, pero al frente tienen a países y líderes políticos no menos tenaces en la defensa de la democracia, sistema que admite muchos matices pero que no tolera la traición al voto ciudadano y la ruptura del orden constitucional, hechos evidentes en Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

Los tres han ido muy lejos en la involución política y en consecuencia, los líderes democráticos del continente y también de Europa, los organismos internacionales como la OEA y la ONU, los grupos de países y todas las instancias multilaterales han acentuado la presión, con sanciones y determinaciones que parecen estrecharle el cerco, especialmente a Maduro y Ortega, que hoy enfrentan el desconocimiento y la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, un paso previo a la expulsión de la organización multilateral.

Tras su reciente posesión para un nuevo periodo de seis años, Nicolás Maduro ha tenido que enfrentar la censura generalizada y el desconocimiento de naciones de gran peso internacional, a lo que se ha sumado la instauración de un gobierno paralelo a la cabeza de del diputado Juan Guaidó (que sí ha sido reconocido por numerosos países, entre ellos Estados Unidos y Brasil), un acto que el Chavismo ha tomado como una enorme provocación, pero que se ve obligado a tolerar, pues lo contrario sería exponerse a una intervención más determinante. Hace unos días, esbirros del régimen retuvieron por algunas horas al líder de la Asamblea Nacional y el propio Gobierno pudo comprobar el nivel de la repercusión mundial que provocó y no tuvo más remedio que liberarlo, cosa que no ha sucedido en el pasado con prominentes dirigentes opositores y cientos de presos políticos a los que mantiene en condiciones deplorables.

Las gestiones de los actores mencionados arriba sigue en pie y es intensa y a pesar de ello, todo lo que se pueda hacer es válido y sigue siendo insuficiente no solo para salvar a la democracia en el continente, sino para reencaminar a la región hacia un destino más próspero, que solo será posible en el marco del Estado de Derecho y la libertad, instrumentos que se han convertido en riqueza y desarrollo en gran parte de Europa, Asia y Norteamérica.

En este momento, Colombia trabaja junto a un importante grupo de países en la creación de un bloque que coordine la defensa de la democracia en Sudamérica y que con el nombre de Prosur, vendrá a reemplazar a Unasur, entidad que en el pasado se convirtió en el principal aliado del desmantelamiento institucional y democrático de la región y cómplice de lo que hoy sucede en Venezuela. La construcción de este frente está en pleno proceso y el objetivo es crear mecanismos más ágiles, menos burocráticos y efectivos para coordinar acciones y políticas públicas destinadas a promover la independencia de poderes, el pluralismo político, la libertad de expresión y la economía de mercado.

Colombia trabaja junto a un importante grupo de países en la creación de un bloque que coordine la defensa de la democracia en Sudamérica y que con el nombre de Prosur, vendrá a reemplazar a Unasur.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día