Siguenos en:
Sábado
 17 de Noviembre de 2018
Editorial
Editorial
Reservas de gas ¿Buenas noticias?
Domingo,  2 de Septiembre, 2018
Reservas-de-gas-¿Buenas-noticias?

El resultado de la medición de las reservas de gas presentado recientemente por la empresa canadiense Sproule es equivalente a la nota mínima que suelen sacar esos alumnos mediocres en el colegio que se conforman con “pasar raspando”. No hay duda que resulta un alivio porque el aplazo suele ser sinónimo de fracaso, pero no se puede perder de vista que seguimos en la “cuerda floja” y obviamente, las cifras no alcanzan para mantener viva la esperanza de convertir a Bolivia en el eje de distribución energética del Cono Sur.

La compañía certificadora ha informado que nuestro país dispone de 10,7 trillones de pies cúbicos de gas, cifra ligeramente superior a las cuantificaciones realizadas en el pasado y a nivel global, cuando se involucra las reservas probadas, las probables y las posibles, es decir, el potencial que tiene nuestra industria, la firma ha confirmado una disminución bastante significativa. En 2013, esta cantidad global era de 18,5 trillones, mientras que hoy asciende a 14,5 trillones de pies cúbicos, lo que significa que nuestro querido estudiante tiene que hacer muchos esfuerzos no solo para mantener el nivel de sus calificaciones, sino para pasar de curso, pues se observa una tendencia al declive de su ya pobre desempeño.

Sin embargo, el Gobierno se empeña en mantener la confusión y las medias verdades a través de la inflación de expectativas que no corresponden con la realidad. Hace unos meses, había hablado de un volumen de reservas de 32 trillones de pies cúbicos de gas, monto que ningún especialista tomó en serio, ni siquiera con la suma de las tres categorías (probadas, probables y posibles). En este momento habla de que el gas cuantificado alcanzará sin riesgos hasta el año 2035, consideración que ha sido cuestionada por los expertos, que no se dejan timar por la confusión de cifras y que muestran cómo el nivel de consumo (que ha aumentado) y la actividad exploratoria (que sigue estancada), están deteriorando paulatinamente la proyección de la actividad gasífera nacional.

En otras palabras, es muy probable que, en las actuales circunstancias, dentro de uno o dos años, las reservas sigan manteniéndose en los mismos niveles, es decir, sigamos caminando en la cornisa, para el alivio del que pasa con lo justo. Pero si no nos aseguramos de demostrarle al mercado que los 10,7 trillones son apenas la punta del iceberg, no le podremos hablar a nadie de una buena noticia. 

Si somos realistas y no queremos pecar de politiquería, esos 10,7 trillones no alcanzan para celebrar y será una pésima noticia si dentro de un tiempo seguimos manteniéndonos en los mismos términos. El futuro del gas boliviano solo se puede cambiar si se admite el fracaso de la nacionalización de los hidrocarburos, el mal manejo que se hace de la industria y la necesidad de brindar un nuevo marco legal, seguridad jurídica y un adecuado ambiente político a los inversionistas.

El futuro del gas boliviano solo se puede cambiar si se admite el fracaso de la nacionalización de los hidrocarburos, el mal manejo que se hace de la industria y la necesidad de brindar un nuevo marco legal, seguridad jurídica y un adecuado ambiente político a los inversionistas.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día