Siguenos en:
Sábado
 17 de Noviembre de 2018
Editorial
Editorial
La elección del Fiscal General
Martes,  28 de Agosto, 2018
La-eleccion-del-Fiscal-General

Es vox populi que la renuncia del senador y presidente de la Cámara Alta, José Alberto Gonzales, se originó en profundas diferencias internas con algunos jerarcas del Gobierno. Se sabe también que la gota que rebalsó el vaso habría sido la manipulación en el proceso de selección del nuevo Fiscal General del Estado, cuyo papel será clave para el régimen, cada vez más agobiado por hechos de corrupción, abusos y violaciones a los derechos humanos que comenzarán a pasar factura en la medida que se vaya debilitando la imagen del proceso de cambio, tal como se lo puede constatar a través de numerosas evidencias.

No vamos a negar que la labor del fiscal saliente también ha sido importante, pues ninguno de los escándalos que brotaron en el pasado llegó a tocar a los verdaderos responsables, a los ministros y altos funcionarios, que han gozado de un ambiente de impunidad casi absoluto. Las pocas excepciones corresponden a dirigentes y dignatarios (la mayoría indígenas paradójicamente), sin los suficientes contactos ni el peso político para capear la situación. En otros hechos, como ocurrió con la exministra Nemesia Achacollo, su caída y encarcelamiento fue producto de la presión de la opinión pública frente al cuadro dantesco que se produjo en el Fondo Indígena.  El panorama futuro puede ser diferente, no solo porque la corrupción sigue agudizándose y porque el Gobierno parece estar dispuesto a “heroísmo y martirios” (Evo Morales dixit) para seguir en el poder, sino que al trabajo que hace la oposición, la prensa y la opinión pública, podría sumarse el efecto interno, es decir, la presión de sectores internos que cada día se manifiestan más desmarcados de la línea gubernamental que pretende seguir a cualquier costo, por encima de la ley y de las circunstancias políticas. 

Solo hace falta observar la lista de candidatos a fiscal general que se ha oficializado para constatar esta falta de consenso interno, la ausencia de unidad y la búsqueda de imponer ciertos postulantes ligados a uno u otro grupo. Precisamente la salida de Gonzales posibilitó un cambio en el Senado que viabiliza las cosas a favor de uno de los sectores que más insiste en el reeleccionismo y que obviamente es el que pondrán en primera fila cuando llegue la hora de rendir cuentas por hechos graves como el caso Rózsa, Chaparina, Porvenir y otros episodios que acarrearán consecuencias internacionales para los responsables. 

No cabe duda que el Gobierno hará lo mejor que sabe hacer para elegir al nuevo fiscal general del Estado y obviamente se inclinará por el que tenga el mejor perfil para encubrir, perseguir y manipular. Cada vez se actúa con menos escrúpulos; eso se lo puede ver en el Defensor del Pueblo y otras instancias llamadas a fiscalizar al sector público. El problema es la pérdida de confianza y de popularidad, hecho que ha generado un círculo vicioso perverso para el país, del que solo se podrá salir renunciando a convertir a Bolivia en una dictadura.

El problema es la pérdida de confianza y de popularidad, hecho que ha generado un círculo vicioso perverso para el país, del que solo se podrá salir renunciando a convertir a Bolivia en una dictadura.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día