Siguenos en:
Miércoles
 21 de Noviembre de 2018
Editorial
Editorial
Yaguareté: el reto de su protección
Lunes,  27 de Agosto, 2018
Yaguarete:-el-reto--de-su-proteccion

Resulta oportuno afirmar que el jaguar o yaguareté es un felino símbolo de Latinoamérica, un ícono formidable del imaginario de la América nativa y originaria. También, que se erige en imperativo ineludible a la hora de desarrollar acciones dirigidas a su conservación como parte del resguardo de la armonía con la naturaleza. Sin duda, esto último obliga a planificar tareas específicas de urgencia, una vez que el jaguar ha sido evaluado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como especie animal en situación de creciente vulnerabilidad, situación que coloca a este felino en el rango de peligro de extinción.
 
Entre las causas de su vulnerabilidad se señala no solo la invasión despiadada de su hábitat y la reducción de su área natural, como consecuencia por ejemplo, de ampliación de la frontera agrícola y la civilización, lo cual ha creado una ruptura en la convivencia del jaguar con el ser humano. Sin embargo, en los últimos años el lamentable tráfico de animales silvestres y sus partes ha tenido un impacto negativo en la población de los jaguares. De hecho, la caza indiscriminada y el comercio de sus colmillos y otras partes del cuerpo tienen una demanda millonaria desde el mercado asiático, lo que está diezmando aceleradamente el número de estos animales
 
De esta manera, se ha puesto en evidencia que la captura de ejemplares de jaguar ha tenido una curva ascendente desde territorio argentino hasta México, a lo largo y ancho del hábitat del yaguareté. Por ello, los gobiernos de estos países están tratando de concretar acciones de protección en la medida de sus posibilidades. En Bolivia, ciudadanos chinos han sido detenidos por dedicarse a esta actividad ilícita que tiene sanción por las leyes nacionales. No obstante, se siguen vulnerando normas legales y cada vez surgen más evidencias de este comercio inmisericorde que tiene asidero incluso entre la población nativa como proveedora, por razones económicas, sin duda
 
Pese a todo, existen esperanzas para el jaguar. Por una parte, conviene desarrollar actividades de concienciación ecológica para una mejor convivencia entre ganaderos y jaguares, en el entendido que el felino constituye una especie “paraguas”, cuyo equilibrio impacta de manera positiva en el medio ambiente para otras especies. Su importancia es trascendental. Resulta obligatorio entonces, desarrollar acciones de protección como programas de conservación y concienciación, desarrollo de políticas de áreas protegidas y consiguiente mayor disponibilidad de presas para los jaguares, que promete buenos resultados. También cuenta el recurso turístico.
 
Lo cierto es que la protección del jaguar exige acciones coordinadas de los gobiernos y la sociedad civil. Así, los catorce países adscritos a la Agenda Jaguar dos mil treinta, están obligados a cumplir sus compromisos. Asimismo, alienta que organizaciones y científicos se hayan sumado para apoyar la toma de decisiones y establecer estrategias conjuntas. Bolivia puede seguir el ejemplo de Brasil, en El Pantanal, donde se desarrolla el turismo de avistamiento, que fomenta la protección del yaguareté. Sin embargo, en el país conviene reforzar medidas contra los que han hecho de la caza furtiva del felino símbolo un negocio insano.

Bolivia puede seguir el ejemplo de Brasil, en El Pantanal, donde se desarrolla el turismo de avistamiento, que fomenta la protección del yaguareté. Sin embargo, en el país conviene reforzar medidas contra los que han hecho de la caza furtiva del felino símbolo un negocio insano.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día