Siguenos en:
Domingo
 18 de Noviembre de 2018
Editorial
Editorial
Corrupción: un paso adelante
Jueves,  16 de Agosto, 2018
Corrupcion:--un-paso-adelante

Los más optimistas pueden concluir que la democracia está avanzando en América Latina cuando observamos que líderes de la talla de Lula Da Silva, Cristina Fernández y otros mandatarios han caído en manos de la justicia para responder por hechos de corrupción cometidos durante el ejercicio del poder.

Sin duda alguna son logros que merecen ser destacados, pero en la mayoría de los casos se trata de vendettas políticas en lugar de conquistas de la justicia, victorias del modelo republicano o logros atribuibles a los sistemas de control y de transparencia.

Nadie puede asegurar que la democracia se encuentra a salvo y que los estados son capaces de avanzar en la gobernanza porque hayan juzgado y apresado a los responsables de cometer abusos en el ejercicio del poder. Gran parte de esos casos han sido descubiertos y denunciados por la presión de la prensa, por el peso de la opinión pública y todavía no es posible afirmar que las instituciones gubernamentales están preparadas para prevenir, identificar y actuar a tiempo, de tal manera de evitar los cuantiosos daños que ocasiona la corrupción a nuestros países y que erosionan como ningún otro problema el estado de derecho y la sostenibilidad de los estados.

Todos los países cuentan con un andamiaje jurídico para asegurar la rendición de cuentas de los funcionarios públicos, para garantizar el manejo transparente de los recursos y bienes estatales, para obligar a la licitación de compras y contrataciones, supervisar la ejecución de obras públicas e institucionalizar la función pública. Lamentablemente todos esos  procedimientos han sido abandonados, los sistemas políticos los han desechado y las instituciones que deberían actuar para hacer las correcciones no actúan porque han sido cooptadas por el poder político, que goza de la libertad para actuar sin ningún tipo de restricción legal.

Latinoamérica ha vivido el mejor periodo de su historia en materia económica, pero esa inmensa cantidad de recursos que ingresó a las arcas del Estado y que bien pudo servir para cambiar el destino de los pueblos empobrecidos, han sido vilmente derrochados, malgastados y robados por regímenes que actuaron en un marco de arbitrariedad nunca visto en el pasado. Viajes, lujos, palacios, elefantes blancos, contratos espurios, obras de mala calidad, sobreprecios y todo lo insulso que se pueda imaginar han sido posibles porque nuestras democracias no están preparadas institucionalmente para contrarrestar estos hechos antes de que produzca un daño irreversible.  No podemos menos que celebrar el castigo que se les está aplicando a los corruptos. Se trata de un triunfo importante en la lucha contra la impunidad. Sin embargo, es poco lo que se puede augurar en el avance democrático, si no se efectúan las reformas necesarias para que la transparencia sea el pan de cada día en nuestros países.

No podemos menos que celebrar el castigo que se les está aplicando a los corruptos. Se trata de un triunfo importante en la lucha contra la impunidad. Sin embargo, es poco lo que se puede augurar en el avance democrático, si no se efectúan las reformas necesarias para que la transparencia sea el pan de cada día en nuestros países.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día