Siguenos en:
Sábado
 21 de Abril de 2018
Editorial
Ciudad limpia
an?lisys
Viernes,  6 de Marzo, 2009
Juan Manuel Arias Castro Ciudad culta, ciudad limpia. Esta frase fue la base de una campaña educativa de limpieza que hace muchos años se implementó en nuestra capital.  Esa campaña que fue diseñada para una ciudad de trescientos mil habitantes sin duda dio resultado,  porque durante muchos años nuestra ciudad fue una ciudad limpia y la Alcaldía y la población teníamos hábitos de limpieza y cultura de limpieza.
Hoy la ciudad no está limpia en lo ético ni en lo estético. Hoy la ciudad no está limpia en lo físico y en lo mental. Hoy la ciudad no está limpia. Hoy la ciudad está sucia. Hoy la ciudad esta descuidada. Hoy la ciudad es un desastre. La suciedad ha ganado la batalla. La basura  y la limpieza de las calles es la peor nota del Gobierno Municipal y gracias a esta desproporcionada irresponsabilidad,  el estado sanitario de nuestra capital debe ser la peor del mundo, con miles de enfermos que hoy son contagiados por la epidemia del dengue porque los mosquitos se crean en los curichis, canales mal mantenidos, y aguas sanitarias que inundan nuestros barrios periféricos.
La epidemia del dengue es el resultado de la insalubridad de nuestra ciudad. Es como el cuerpo de un indigente que no se asea, que no se baña. Colapsa, se enferma, así esta Santa Cruz, enferma, colapsada, con una epidemia que entre otras causas se debe a la cuchuquera total en que se vive.
Los hospitales colapsaron, no hay espacio para albergar a los enfermos de la suciedad. No existe lugar libre de la cuchuquera.
Un alto ejecutivo de una importante empresa, a apropósito de un artículo de esta columna publicado el mes de noviembre pasado sobre la basura y la suciedad, me indicaba que la empresa que recoge la basura y limpia las calles pierde dinero con este trabajo.  Entonces que rescinda el contrato le dije, que venga otra empresa o muchas empresas a recoger la basura,  sería lo más aconsejable porque además esta empresa que dice  perder plata,  no está haciendo bien su trabajo y por eso la ciudad y la ciudadanía sufre, los vecinos sufrimos y nos contagiamos con enfermedades infecciosas.
Los mercados siguen, están y seguirán sucios y enfermizos si no se hace nada. Las comerciantes botan su basura en cualquier parte. No hay orden ni disciplina. Tampoco los vecinos ayudan. Miles de cruceños y cruceñas construyen basurales cada cinco minutos. La basura de las casas se recogen tardíamente y los vecinos no pierden oportunidad de crear y botar su basura.
Botellas, llantas, recipientes plásticos usados y miles de porquerías que son botadas diariamente, que no son recogidas y que conforman el gran basural cruceño son la causa de todo el problema.
La Alcaldía  está haciendo mal su trabajo. Hace mal porque mantiene contrato con empresas que prestan mal su servicio. La prensa mostraba que la Alcaldía había multado a la empresa que recoge la basura por incumplimiento del contrato. No sabemos si esa multa fue honrada, lo que si la población sabe es que las calles siguen sucias y los ciudadanos  son  más vulnerables   a las enfermedades.
La salud de la ciudad está en las manos de todos. Pero las ordenanzas municipales que ven todos los temas de limpieza y de salud,  nadie las está cumpliendo. El Ejecutivo Municipal no cumple ni hace cumplir esas ordenanzas.
Con amargo dolor vimos por las imágenes de la televisión cómo los comerciantes de la calle Isabel la Católica (zona de La Ramada) agredían con piedras y palos a los gendarmes municipales que estaban haciendo cumplir una ordenanza municipal que impide que los ciudadanos obstaculicen la vía pública, sea esta acera o calle. No,  los comerciantes ponen e instalan sus tolderíos  en cualquier lugar. Pero para colmar esta situación, irritante fue ver la tergiversación que algún jefe de prensa de esos canales que cubrían esa noticia, hicieron  entender a la población que la acción de los comerciantes estaba bien y que los gendarmes  actuaban mal. 
Limpieza de la ciudad no sólo es eliminar la basura. Son las jardineras del primer anillo que  hace dos meses están con unas zanjas abiertas que acumulan basura y mosquitos. Limpieza es cumplir los plazos en los contratos de construcción de rotondas. Limpieza es informarle a los ciudadanos cuando hay una obra, para así evitar el congestionamiento. Limpieza es quitarle a la Policía Nacional el control del Tránsito en la ciudad y poner ahí a gente capaz y entrenada. Limpieza también, es controlar a los micros sus paradas y sus rutas. Limpieza es poner basureros y muchas otras cosas más que todos conocemos y que están mal en nuestro municipio.
Santa Cruz de la Sierra, la primera ciudad del país en población y extensión,  tiene un problema serio, muy serio,  que está cobrando vidas humanas y que tenemos que resolverlo. Y la Alcaldía Municipal debe cumplir con su rol, que es de dotarnos de las mejores y más salubres condiciones de vida. Eliminar los basurales, eliminar los focos de infección en los mercados, limpiar los canales de desagüe,  eliminar los malos funcionarios municipales que “lucran” con el desorden y el caos de los mercados y sin duda eliminar toda clase de enfermedad convertida en pandemia como es el dengue, es una prioridad y una necesidad municipal prioritaria.
Este es el momento de la reflexión, más que de buscar a los culpables. Este el momento de tomar medidas que mejoren la salubridad y la higiene de la ciudad. Todo intento por mejorar la limpieza y la salud de nuestros ciudadanos sirve y ahí debemos contribuir todos los ciudadanos.
autor : Juan-Manuel-Arias-Castro
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día