Siguenos en:
Viernes
 20 de Septiembre de 2019
Editorial
Editorial
El populismo sigue en picada
Martes,  15 de Agosto, 2017

El presidente argentino Mauricio Macri se mostró eufórico el domingo por la noche, tras conocer los primeros resultados de las primarias que definirán las candidaturas para las elecciones legislativas del 22 de octubre. La alegría podía ser entendida como una exageración pues estas votaciones, conocidas como “las Paso” no significaban ningún peligro para el partido oficialista “Cambiemos” y más bien eran una especie de toma de pulso luego de haber asumido el poder en diciembre de 2015.

Tanta satisfacción se explica porque el gobierno de Macri parecía no marchar bien en todos estos meses; el presidente se pasaba el tiempo pidiéndole disculpas a la gente por los ajustes, por la herencia que dejó la dinastía Kirchner y por no reparar los daños tan pronto como se esperaba. Para colmo, el peronismo, que no ha dejado terminar su mandato a ningún régimen diferente desde los años 40 del siglo pasado, había comenzado a cobrar fuerza y a amenazar con hacer lo mismo que hicieron con Alfonsín o con De La Rúa, por citar solo dos de los gobiernos vapuleados, arrinconados y golpeados por esa mafia sindical y “patotera”, esos caudillos corruptos hasta los tuétanos, que viven atornillados en el poder de algunas intendencias y provincias y que desde allí han acicateado a fuerzas como el Kirchnerismo, que encarna hoy lo peor de la tradición peronista asimilada por el Socialismo del Siglo XXI.

Para colmo, las encuestas no daban lugar al entusiasmo, pues en Argentina el Kirchnerismo todavía tiene tomado el imaginario colectivo y todo el que se cree “progre”, “de izquierda” o con algún sentimiento popular, suele fustigar a cualquier persona de bien que considera que el país necesita cambiar de verdad, dejar de lado el populismo que destruyó a una gran potencia y que consolidó una “cleptocracia” nunca antes vista en el país.

Precisamente ese ciudadano de a pie acudió a votar masivamente el domingo (75 por ciento del padrón electoral) y dio un veredicto indiscutible y muy significativo, no solo para la Argentina, sino para el resto de los países de la región que todavía viven amenazados por la continuidad el retorno del populismo, cuya mayor “hazaña” se puede contemplar en Venezuela, espejo en el que comenzaban a verse los argentinos y que se puede evidenciar precisamente en la provincia de Santa Cruz, donde reina la escasez, donde los trabajadores no cobran sueldo y donde hasta el día de hoy los estudiantes no han iniciado el año escolar. Esa “venezuelita” argentina es nada menos que la tierra de Néstor y Cristina Kirchner y justo allí le dieron un revés electoral que no esperaba la expresidente.

La elección del domingo confirma que el populismo sigue en picada en América Latina; que la Argentina puede comenzar a deshacerse de esta lacra que arrastra desde hace 70 años; que Cristina Fernández puede perder el poder que tiene y terminar en la cárcel junto a los principales jerarcas de su círculo; que Macri puede gobernar con el respaldo de una población libre de presiones de mafias políticas y como corolario de todo, se reafirmar un nuevo liderazgo latinoamericano encabezado por Argentina, en desmedro de Brasil y Venezuela.

La elección del domingo en Argentina confirma que el populismo sigue en picada en América Latina y que el vecino país puede comenzar a deshacerse de esta lacra que arrastra desde hace 70 años. También se reafirma un nuevo liderazgo latinoamericano encabezado por Argentina, en desmedro de Brasil y Venezuela.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día