Siguenos en:
Lunes
 24 de Septiembre de 2018
Editorial
Editorial
Francia contra el populismo
Martes,  9 de Mayo, 2017

Macron ha frenado al populismo”, es el titular que más se repite en los diarios que dan cuenta del triunfo en Francia del joven liberal, ex banquero y defensor a ultranza del denominado “europeísmo”, que postula no sólo los valores de la integración, sino la tradición democrática y republicana que precisamente se consolidó en la Revolución Francesa de 1879, tal vez el evento histórico más importante de la humanidad y especialmente de occidente, que todavía hace grandes esfuerzos por hacer realidad las utopías “Libertad, igualdad, fraternidad”.

Con apenas 39 años, el presidente más joven de la Quinta República, será el sucesor del socialista François Hollande, quien sale del Gobierno agobiado por la amenaza terrorista, el acecho de los refugiados, la crisis de Siria, las dificultades económicas y más que nada, el tambaleante camino de la Unión Europea, cuya existencia es constantemente cuestionada por líderes populistas que han crecido de manera preocupante en los últimos años en todo el continente, precisamente por la falta de respuestas a todos los problemas citados arriba.

Cuando hablamos de populistas en Europa, que nadie piense en figuras como la de Hugo Chávez, Lula o cualquiera de los que ha estado gobernando América Latina en los últimos tiempos, con claros tintes izquierdistas, cuyos defectos más grandes son la corrupción, el derroche y las relaciones con ciertos negocios oscuros. Macron ha disputado la presidencia francesa en segunda vuelta con Marine Le Pen, una ultraderechista, con posturas muy bien definidas en relación a lo que se debe hacer con la migración, el avance islamista sobre Europa, el terrorismo y otros conflictos que precisamente llevaron a los ingleses a dar un paso al costado, pues para muchos, el viejo mundo ha perdido el rumbo y especialmente el orgullo y su condición de liderazgo en las grandes transformaciones mundiales.

El inexperto nuevo mandatario representa la esperanza de poder enfrentar las dificultades en el marco del respeto a las leyes y el mantenimiento estricto de los valores republicanos que insistentemente mencionó al momento de celebrar su triunfo sobre quien representa el retorno a Europa de fantasmas del pasado que todavía representan un trauma muy difícil de superar pese a que han pasado más de 70 años.

Le Pen lleva dos décadas intentando llegar a la presidencia de Francia y su carrera política ha ido en ascenso luego de recibir el legado de su padre. Los analistas aseguran que tarde o temprano la ultranacionalista cumplirá su cometido y sin duda alguna será mucho más rápido si Macron no consigue respuestas inmediatas a las graves preocupaciones que han estado llevando a los europeos a inclinarse por ideas radicales para enfrentar situaciones que hasta el momento han sido abordadas con mano de seda, a juzgar de quienes esperan de Europa una posición más firme en defensa de los valores occidentales.

Cuando hablamos de populistas en Europa, que nadie piense en figuras como la de Hugo Chávez, Lula o cualquiera de los que ha estado gobernando América Latina. Macron ha disputado la presidencia francesa en segunda vuelta con Marine Le Pen, una ultraderechista, con posturas muy bien definidas en relación a lo que se debe hacer con la migración, el avance islamista sobre Europa y el terrorismo.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día