Siguenos en:
Miércoles
 26 de Septiembre de 2018
Editorial
Editorial
Un asunto de todos
Sábado,  6 de Mayo, 2017

Las autoridades sanitarias nacionales han declarado que la epizootia de rabia canina ha llegado a niveles preocupantes en el país, al extremo de cuadruplicar este año el número de casos en relación al año pasado para la misma época. Para colmo de males, todo se ha complicado con el reciente fallecimiento por rabia humana de un adolescente en Santa Cruz de la Sierra. Ante tal panorama, preocupante y de elevado riesgo, las autoridades locales y departamentales se han movilizado y expresado a su turno, señalando haber asumido las acciones pertinentes. Sin embargo, la realidad es que unos y otros no terminan de asumir sus responsabilidades en un asunto que concierne a todos.
 
Lo cierto es que la mitad de los casos de rabia canina en el país corresponden a Santa Cruz. Todavía más, el setenta por ciento de los perros callejeros, que son el caldo de cultivo de la rabia, están concentrados en cuatro distritos de la mancha urbana cruceña: Los Lotes, Plan Tres Mil, Villa Primero de Mayo y la Zona Norte. Si se toma en cuenta que tales distritos son los más poblados de la ciudad, resulta obvio que gran parte de la ciudadanía está expuesta a contraer la rabia. Por ello, conviene fijarse en las acciones para controlar la rabia. Se ha previsto adelantar la campaña de vacunación antirrábica para animales domésticos. Tal medida resulta plausible por su efectividad comprobada.
 
Sin embargo, todavía está por verse la respuesta de la ciudadanía propietaria de mascotas, a menudo insensible a las convocatorias y reacia a asumir su rol y responsabilidad. De manera adicional, resulta oportuno indicar que no se ha desplegado con suficiente fuerza la información pertinente para que tal respuesta sea la que se espera. Con todo, esta medida preventiva es la más factible de todas y prácticamente la única que se aplica para alcanzar el control de la rabia canina. Aún así, el meollo del asunto sigue siendo lo qué se hará con los perros callejeros, que son el problema álgido de este asunto. Hasta el momento, no ha resultado el albergue transitorio para los perros.
 
En este punto, hace falta que las autoridades departamentales y ediles resuelvan este entuerto artificial de una vez por todas con criterio amplio y práctico. Por otra parte, quedan la eutanasia, la esterilización y el registro obligatorio de la tenencia de mascotas. La eutanasia es resistida por las instituciones protectoras de animales, las que en vez de coadyuvar en la solución obstaculizan acciones e intenciones. Sin duda, la eutanasia es medida drástica que se puede cumplir con métodos indoloros y respetuosos de la sensibilidad. Pero imperativa e ineludible para proteger a los niños, mujeres y ancianos, que son quienes sufren la mayor parte de los accidentes por mordida de perros callejeros
 
Conviene asumir que la esterilización de animales se presenta como solución de largo aliento, que no toca el nudo del asunto. Porque el meollo está en la responsabilidad ciudadana. Los perros callejeros son resultado de la irresponsabilidad e insensibilidad de los propietarios que no los alimentan ni cobijan, peor atienden la salud de estos animales que son víctimas inocentes. Por ello, se impone el registro obligatorio de mascotas, para que los infractores asuman responsabilidades y sufran sanciones si vulneran la ley. Se trata de lograr una población canina sana y protegida. Ni un perro callejero ni propietarios indolentes. Se necesita el peso de la ley en el control de la rabia.

Se impone el registro obligatorio de mascotas, para que los infractores asuman responsabilidades y sufran sanciones si vulneran la ley. Se trata de lograr una población canina sana y protegida. Ni un perro callejero ni propietarios indolentes.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día