Siguenos en:
Jueves
 20 de Septiembre de 2018
Editorial
Cosa de numeros
PIB: ¿Crecimiento económico o crecimiento poblacional?
Lunes,  24 de Abril, 2017

Desde el año 2013 está en vigencia el singular DS 1802, que instruye, que “cuando el crecimiento anual del Producto Interno Bruto – PIB”, “supere el cuatro punto cinco por ciento (4.5 %)”, se debe pagar un segundo aguinaldo a las “servidoras y servidores públicos, trabajadoras y trabajadores del Sector Público y Privado”. Curiosa forma de premiar, tomando como parámetro un promedio en el crecimiento del PIB, como si a todos les fuera bien.

Se hace necesario establecer criterios para determinar de qué crecimiento se trata. Para ello puede clarificarse el tema tomando ejemplos no muy prácticos pero posibles. Así por ejemplo, si consideramos una familia, o grupo, o asociación de 4 miembros, que el año anterior cada uno de sus miembros tuvo una producción indispensable para subsistir, de 2.000 Bs por mes, podremos decir que esta familia tiene un potencial económico de 96.000 Bs al año. Si al año siguiente, hipotéticamente, esta familia o grupo aumenta de 4 a 5 miembros, con igual productividad individual que el año anterior, de 2.000 Bs por mes, la productividad de la familia pasaría a ser de 120.000 Bs al año, con lo que la potencialidad económica de esta hipotética familia pasó de 96.000 a 120.000 Bs por año. Eureka, creció 25 %, pero lamentablemente, su productividad económica individual se estancó, pues sigue teniendo una producción de 2.000 Bs por mes, lo indispensable para subsistir.

En este hipotético ejemplo, el crecimiento económico es cero y lo que se tiene es un crecimiento poblacional. Peor aún existe una pérdida anual del poder adquisitivo, por lo que en este nuestro ejemplo resultaría que no solo que no ha habido crecimiento económico, sino que hemos tenido un decrecimiento económico o crecimiento económico negativo, por efecto de la pérdida del poder adquisitivo.

El ejemplo no termina ahí. Si cada uno de los miembros de la familia, o grupo, o asociación, pagaran 50 Bs por mes por impuestos, más propiamente impuestos indirectos, en este nuestro ejemplo, al pasar de 4 a 5 miembros en esta hipotética familia (crecimiento poblacional), las recaudaciones por impuestos crecerían 25%. El único que saldría ganando (por mayores recaudaciones) con este hipotético crecimiento poblacional, sería el Estado.

Si este tipo de consideraciones la aplicamos a los países en general, podemos ver que la potencialidad, el tamaño o la magnitud de una economía, se la puede medir a través del PIB, que es la sumatoria de bienes y servicios producidos en un determinado periodo de tiempo (usualmente un año) y por una determinada cantidad de habitantes, y es generalmente medido, a los fines comparativos, en dólares americanos. Mejor no hacer comparaciones; la potencialidad económica de nuestro país, reflejada en su PIB, resultaría ínfimo comparado con el PIB de por ejemplo Brasil, ni que decir con el PIB de Estados Unidos.

Es así que el tamaño de la economía de un país aumenta en la medida que aumente su población, afectada negativamente en la medida de la pérdida del poder adquisitivo de la moneda considerada en dicho período de tiempo, y desde luego, aumenta en la medida que aumente su crecimiento económico real.

Para conocer y valorar un crecimiento económico real, debemos referirnos al crecimiento del PIB per cápita, valorado en el año considerado, respecto al año anterior.
Para nuestro País, la tasa de crecimiento poblacional anual dada por el INE para el año 2016, es de 1,47 % y la pérdida del poder adquisitivo o inflación del dólar, para este mismo año 2016, es de 1,26 %, según herramientas de trabajo proporcionada en páginas web del Dpto. de Trabajo de Estados Unidos (Oficina de estadísticas laborales).

De esta forma, si el crecimiento de PIB de nuestro país hubiese sido de 1,47 % igual a la tasa de crecimiento poblacional del 2016 (según el INE), el crecimiento económico real sería igual a cero. Si además, como en realidad lo es, este supuesto crecimiento se vería afectado por la pérdida del poder adquisitivo del dólar de 1,26 % para ese mismo año, por lo que en este hipotético caso, tendríamos un crecimiento económico menor que cero, o crecimiento económico negativo por efecto de la inflación del dólar. 

Así, si para el año 2017 se mantuviesen igual tasa de crecimiento poblacional e igual tasa de inflación del dólar que para el año 2016, y se tuviese un hipotético crecimiento del PIB de 4,6%, implicaría tener un crecimiento económico real de tan solo 1,79 %. Una triste realidad para un país cuyos habitantes requieren de un ritmo de crecimiento económico muchísimo mayor.

Desde luego, un crecimiento poblacional determinaría mayores recaudaciones por impuestos, por lo que resulta hasta cierto punto presumible, que en la aplicación del DS 1802, al disponer el pago de un segundo aguinaldo a las “servidoras y servidores públicos, trabajadoras y trabajadores del sector público”, los recursos para este efecto provendrían de las mayores recaudaciones por impuestos. Es posible entonces pensar que, por un elemental principio de equidad, para entidades y empresas no públicas, cualquier pago de un segundo aguinaldo a “servidoras y servidores, trabajadoras y trabajadores” no públicos, debería realizarse como un pago anticipado de impuestos; lo contrario significaría seguir aplicando esta política (doble aguinaldo) en forma confiscatoria.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día