Siguenos en:
Martes
 20 de Noviembre de 2018
Editorial
Editorial
Un paso adelante
Domingo,  5  de Febrero, 2017

Con la creación de la Secretaría de Transparencia, Prevención y Lucha contra la Corrupción, el Alcalde cruceño ha dado un oportuno golpe de autoridad sobre la mesa. De hecho, la promisoria medida persigue el ejercicio de un mejor control interno de los ejecutivos y funcionarios municipales, con el objetivo final de evitar que acciones ilegales enturbien la gestión del Gobierno Municipal. Conviene hacer notar que el propio Concejo edil en pleno ha saludado la iniciativa del Ejecutivo local cruceño. En otras palabras, se ha dado un paso adelante justo cuando otro escándalo de proporciones parecía cubrir de sombras el hasta ahora buen desempeño del Gobierno local cruceño.

Resulta deseable que la función pública sea al menos transparente, diligente, honrada, capaz, competente y eficaz, además de dotada de una fuerte convicción de servicio social. Sin embargo, por esos vaivenes de la política criolla o de la propia cultura popular, la función pública deja mucho por desear. Se atribuye tales características al hecho que existen funcionarios que han ingresado al aparato público por prebendas y clientelismo, y ello ha hecho que se crean con derecho a buscar un usufructo personal en desmedro del bien público. No sorprende, por ello, que estallen casos de corrupción de diverso grado en diferentes niveles. No extraña pero no es lo que la ciudadanía desea.

Conviene recordar, por ejemplo, que el caso de los drones ha sacudido las estructuras municipales. En los últimos tiempos las noticias de extorsión municipal por parte de funcionarios cuya función es hacer cumplir las normas y procedimientos legales del Gobierno edil cruceño ha hecho saltar las alarmas. La rápida reacción del Ejecutivo edil al crear una Secretaría contra la corrupción ha sorprendido gratamente a la ciudadanía, porque se ha interpretado el hecho como consecuencia de una reflexión profunda y serena de las autoridades sobre el sentir ciudadano, apoyada en el consejo del tiempo, y que ha surgido en el momento preciso. El mensaje es que la corrupción será combatida. Para ello, todo parece indicar que se ha designado a personal idóneo para estas delicadas funciones, con los atributos necesarios para controlar más y mejor, si cabe, a los  funcionarios municipales de los diferentes niveles. El Alcalde cruceño ha considerado que a mayores responsabilidades y tareas, mayores y mejores los resultados, porque deviene de una política municipal concreta. Y puestos en el tema, el combate a la corrupción municipal tendrá que arrojar resultados más temprano que tarde, una vez que la ciudadanía sabe por dónde se andan los malos funcionarios y contra los que se ha hecho nada o muy poco, para frenar su angurria personal. Ahora espera que se actúe.

En todo caso, el Ejecutivo municipal se enfrenta al enorme desafío que significa poner al descubierto a los malos funcionarios, corruptos e ineficaces para la función pública. Un control interno es siempre deseable si también vigila que los cargos sean ejercidos por personal que responde a cánones institucionales asentados en la legalidad y requisitos específicos. Por otra parte, si se procede como corresponde, la apertura -en toda la extensión de la palabra- a la denuncia bien fundamentada de irregularidades proveniente de la ciudadanía debe ser bienvenida. Se espera, y mucho, de una instancia edil no solo necesaria sino eficaz y operativa para combatir la corrupción y otros males.

Si se procede como corresponde, la apertura a la denuncia bien fundamentada de irregularidades proveniente de la ciudadanía debe ser bienvenida, porque se espera, y mucho, de una instancia edil necesaria, eficaz y operativa para combatir la corrupción y otros males.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día