Siguenos en:
Miércoles
 19 de Septiembre de 2018
Editorial
Editorial
Los dueños del Río Piraí
Sábado,  10 de Septiembre, 2016

La reciente inspección de la Secretaría Departamental de Medio Ambiente a la explotación de áridos en el río Piraí, ha puesto otra vez sobre la mesa de debate la falta de cumplimiento de las normas ambientales establecidas para la preservación del tradicional curso de agua de la ciudad de Santa Cruz. Se ha constatado que los “dragueros” asentados en la zona, legales e ilegales, vienen transgrediendo las normativas ediles y departamentales con un desparpajo que denota no solo la ausencia de control por parte de las autoridades pertinentes, sino también la caótica situación de la explotación de los áridos, que conlleva una sistemática destrucción del lecho del río.
 
De hecho, se ha constatado que los dragueros han transgredido prohibiciones expresas e incurrido en la actividad ilegal, aspectos que ameritan sanciones ejemplares y rápidas contra los transgresores. La gravedad de la situación se puede graficar en las más de mil pozas de explotación detectadas, especialmente en el tercio central, una zona expresamente prohibida. Sin embargo, lo más grave es que están explotando los áridos sin contar con la respectiva autorización edil para desarrollar esa delicada actividad. Asimismo, el Alcalde del municipio de La Guardia ha denunciado que el ciento por ciento de los dragueros carece -a sabiendas- de la licencia ambiental correspondiente.
 
Resulta evidente que existe un enorme vacío legal por llenar en esa actividad que tiene que ver con las competencias del Servicio de Encauzamiento de las Aguas del Río Piraí (Searpi) y las competencias de los municipios. Los dragueros han llegado a plantear que se discuta y elabore un Plan de Manejo del Río Piraí con su participación, aduciendo que de la preservación del río depende su subsistencia. Esta postura desvela que se ignora de manera supina, o se pasa por alto con desdén, el conjunto de normativas nacionales, departamentales y municipales. De cualquier manera, al existir una flagrante transgresión que la ley sanciona sin cortapisas, corresponde poner las cosas en su lugar.
 
En primer lugar, resulta obvio que nadie ha dicho esta boca es mía en lo que concierne al control oportuno de la correcta explotación de áridos. Esta figura muestra, conviene insistir en ello, la ausencia de la autoridad pertinente para poner freno a los reiterados abusos de los dragueros. No obstante, el Alcalde del municipio de La Guardia ha señalado que los esfuerzos por regularizar la situación han caído en saco roto, por lo que ha sugerido revocar las concesiones. Si los dragueros son ilegales al no tener registro de explotación, y no es posible parar su actividad ilegal sin contar con el apoyo necesario, hacen falta auténticos esfuerzos conjuntos y coordinados para las soluciones sensatas.
 
En ese contexto, se ha puesto en duda aplicar la “pausa ecológica” para explotar los áridos del Piraí. Por ello, urge que las autoridades coordinen la manera de encarar las normativas ambientales de los municipios con las gobernaciones y los ministerios pertinentes, porque no es posible que se destruya el lecho del río Piraí sin ninguna consideración. Los denominados “dueños” del río -los dragueros- están actuando con todas las características de los avasalladores y se hace preciso detenerlos. Las pozas son, además, un peligro mortal para las personas que visitan el río y para quienes deben atravesarlo. Es hora de imponer el principio de autoridad para prevenir mayores daños.

Urge que las autoridades coordinen cómo encarar las normativas ambientales de los municipios con las gobernaciones y los ministerios pertinentes. No es posible que los 'dueños' del río destruyan el lecho del Piraí sin ninguna consideración.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día