Siguenos en:
Viernes
 16 de Noviembre de 2018
Editorial
'RSE no es igual que filantropía'
Álvaro Bazan Auza Director de la corporación boliviana de Responsabilidad Social Empresarial (Coborse)
Jueves,  18 de Agosto, 2016
-RSE-no-es-igual-que-filantropia-

el director ejecutivo de la Corporación Boliviana de RSE da una visión clara sobre el avance y situación actual de las empresas que aplican programas responsables con la sociedad. Asegura que aún hay confusión entre los términos de filantropía y RSE, que todavía no todas las empresas se han comprometido con este tipo de programas y que existen rubros en los que la RSE es una utopía. Por otro lado, remarca el rol de los medios de comunicación y la importancia de la aplicación de programas socialmente responsables para la consolidación de una empresa. 

¿Cuál es la realidad sobre Responsabilidad Social Empresarial en el país?
En Bolivia en términos puramente numéricos hay muy pocas empresas gestionadas genuinamente bajo estándares de RSE. Estas obviamente son líderes en sus rubros y tienen una trayectoria de aprendizaje importante. Probablemente las entidades más avanzadas sean las empresas que vienen de una tradición del cuidado por su carácter extractivo, pero sin lugar a dudas en los últimos años han aparecido empresas de todos los rubros que tienen muy claro lo que es la RSE, algunas en la industria financiera, pero también otras que desde varios ámbitos y regiones están trabajando dedicadamente en la gestión responsable de sus acciones. En el rubro financiero se destacan Agrocapital, Idepro, el BCP y el Banco Fie; en hidrocarburos BG, Repsol, GTB y Petrobras, en la industria del cemento Soboce y Fancesa, pero también otras empresas que desde varios ámbitos y regiones están trabajando dedicadamente en la gestión responsable de sus acciones como Coca Cola, Fideos La Coronilla, Guabirá, Coboce, Viva, Las Mineras Manquiri y Santa Lucía, Batebol, Cerámica Guadalquivir, Extend Comunicaciones y Captura Consulting.

¿Cuánto se ha avanzado en RSE? 
Estamos finalizando la etapa “operativa” donde aprendimos que RSE no es filantropía ni solo algo que se hace para afuera, estos supuestos ya están dados gracias a que se publicó el Reglamento de Gestión de la RSE para Entidades de Intermediación Financiera, que exige que la RSE se integre a la cultura organizacional y que se apliquen procesos estratégicos que se inicien con el compromiso con la sociedad, y continúe con la identificación de oportunidades de mejora, planificación de intervención, ejecución de lo planificado, evaluación de resultados, comunicación transparente, revisión y mejora.

¿Qué se viene de ahora en adelante?
La etapa en la que la RSE podrá aplicarse en un mayor número de empresas, donde las empresa podrán asociarse para llevar adelante proyectos en conjunto, donde la sociedad reconozca y valore la gestión responsable y premie a las empresas en consonancia. También en esta etapa el estado tendrá mayor incidencia y los medios de comunicación serán guardianes y observadores clave de los acontecimientos. En otras palabras, las empresas deberán participar activamente en la construcción de una sociedad más justa y equitativa pero también más eficiente y competitiva, pero lo deben hacer desde el beneficio común y no solamente desde el interés particular o gremial. 

¿Por qué es importante la RSE para una empresa? 
Los empresarios tienen que darse cuenta cuán importantes son sus entidades para el desarrollo de la sociedad, y cuán entrelazadas están sus operaciones con la comunidad y no solamente en el sentido económico, sino sobre todo en el desarrollo de capital social, conocimiento, bienestar y construcción de la cosa pública.

¿La RSE en una empresa es obligatoria?
A pesar de que desde hace mucho tiempo se debate sobre la voluntariedad u obligatoriedad de la RSE, es verdad que el lento avance de las actividades de las empresas en nuestro país nos hace dar la bienvenida a las iniciativas del Estado que proponen la regulación de la RSE. Aunque  habrá que hacerlo con cuidado y en coordinación con el sector empresarial, para no desvirtuar lo que se pretende lograr: una sociedad más responsable en su conjunto. Para ello existe el reglamento de RSE y teniendo en cuenta que ahora las EIF tienen plazos establecidos muy claros para hacer efectiva la gestión responsable, de esta forma lo ejecutado durante el año deberá presentarse en informe y ser calificado hasta el 31 de abril del próximo año. 

¿Hay estimaciones de cuánto se invirtió en RSE estos últimos tres años?
Ese dato no se conoce debido a que son muy pocas las empresas que publican información respecto a sus presupuestos destinados a las temáticas relacionadas a la gestión responsable, y no olvidemos que dentro de la RSE además de la Inversión Social Privada, que es la más visible de las inversiones pues se hace en la comunidad y sociedad, también están las partidas que se aplican a áreas relacionadas con el público interno, los proveedores, el medio ambiente, etc.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día