Siguenos en:
Jueves
 22 de Noviembre de 2018
Editorial
Miradas
'El ansia' y   la ansiedad
Miércoles,  1 de Junio, 2016

E l ansia” es una revista que a la inversa de  El Libro del mar, es más libro que revista.  Por la nota editorial sabemos que el nombre lo tomaron  de  una revista argentina; pero dizque  “no es eco sino resonancia”.  De todas formas, merece  augurarle  éxito en los términos deseados. No vivimos en un país donde la literatura no estuviera a trasmano del interés colectivo. El esfuerzo de visibilizarla –tal se propone la revista – significa,  por eso, un bravo empeño. Está dirigida por Magela Baudoin,  destacada autora de La composición de la sal.

Tendrá una “estructura trina”. Su publicación será anual con  sólo tres nombres seleccionados, lo cual hace suponer que será bastante tupida la criba; quedarán fuera muchos escritores que merecerían estar en esas filas. En diez años solamente treinta serán los elegidos.  La cota de calidad es siempre variable; no está mal que sean exigentes. En realidad se trata de una antología y, como toda antología, no exenta  de  aventura en la selección.

De revistas culturales  estamos en la indigencia. Apenas hay dos o tres suplementos literarios que sobreviven disputando  magros espacios a la profusa  publicidad comercial. El nuevo milenio al comenzar no fue muy grato que digamos.  Parece que la irrupción de los cocaleros al poder  significó, para esas revistas,  el paso de las hordas  al mando del  legendario Atila:  “donde pisa mi caballo no vuelve a crecer la hierba”. La última en desaparecer fue Nueva crónica. ¿Por qué  ha sucedido semejante devastación?  Sin respuesta. Nos rodea un gran silencio, con el miedo bajo el brazo.

Matilde Casazola va de punta, junto a dos escritores de gran reputación: Mariano Baptista y Edmundo Paz Soldán. Al nombrarla ya nos viene a la memoria El regreso. A nuestro juicio, sin desmerecer su producción poética, es más compositora  que poeta. Esa pieza  marcará su  perennidad en la memoria del arte  musical.  Es  autora de muchas otras, pero la que ha conquistado  el  privilegio de ser preferida siempre, es esa cueca. Letra y música rara vez coinciden en calidad, y este es el caso: “Con qué cadenas me atas, con qué hierbas me cautivas, dulce tierra boliviana”.  Otro tanto sucede con esa cueca del exilio La caraqueña,  de Nilo Soruco. Al escuchar con frecuencia ambas  melodías, pensamos que es un homenaje singular  a sus autores.

Ansiedad  es  el deseo vehemente por alcanzar  algo, una tensa inquietud ante el riesgo de perder lo que se tiene o  un estado de ánimo  pasional que sobrecoge el alma por alguna razón: “Qué lejos estoy de  mi  ansiedad; mi río,  mi sol, mi cielo llorando estarán”, canta Nilo. Nos recuerda algún momento intenso del pasado  Nat King Col, cuando escuchamos  aquella  canción  dulce y añorante: “Ansiedad de tenerte en mis brazos, musitando palabras de amor...”.

La revista, con esa denominación  henchida de sugestiones  poéticas, ¿qué ansia nos suscita?  La de esperar que los  números sucesivos sigan saliendo, sin rendirse ante los escollos del analfabetismo cultural.

El autor es escritor, miembro del PEN Bolivia

Acerca del autor:
Demetrio--Reynolds-
Demetrio Reynolds
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día