Siguenos en:
Domingo
 13 de Octubre de 2019
Editorial
Siete días bajo llamas
Incontrolable arremetida del fuego en Canadá
Habitantes pierden esperanzas. Solo esperan una lluvia.
Lunes,  9 de Mayo, 2016
Incontrolable-arremetida-del--fuego-en-Canada
Ref. Fotografia: Barrios enteros fueron consumidos por los incendios que han arrasado hectáreas de bosques.

Los incendios continuaban avanzando ayer sobre los bosques de la región de Fort McMurray sin grandes esperanzas de poder sofocarlos por la falta de lluvias abundantes, mientras los miles de evacuados encontraban un poco de alivio en los gestos de solidaridad de los canadienses.

Cansados y desmoralizados por varios días de lucha en vano contra lo que ellos denominan "la bestia", los bomberos admiten que este voraz incendio se extinguirá por sí mismo.

Solo preservan servicios vitales. Con 2.000 km2 de bosques y malezas devastadas hasta el momento y con barrios enteros de la ciudad calcinados, o sea, una superficie equivalente a las tres cuartas partes de Luxemburgo, los 500 bomberos en el lugar se dedican a preservar las estructuras vitales, como aquellas que sirven a las telecomunicaciones, electricidad, gas y agua. 

Los servicios de socorro y efectivos de la policía resguardan la ciudad y harán falta varios días antes de pensar en retirar los escombros y reparar obras de infraestructura antes de intentar traer de regreso a una parte de los pobladores evacuados del centro y de otros sectores residenciales menos afectados.

El gobierno ha tomado todas las medidas para ayudar a los 100.000 habitantes de Fort McMurray que se han refugiado.