Siguenos en:
Miércoles
 14 de Noviembre de 2018
Editorial
Editorial
Buenas noticias
Lunes,  20 de Julio, 2015

Todo indica que los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y el sector productor de la agroindustria, en el marco de las resoluciones emanadas de la Cumbre Agropecuaria “Sembrando Bolivia”, comienzan a plasmarse en hechos concretos. La reciente y sorpresiva presentación por parte del presidente Morales de un paquete de once normas, seis proyectos de ley, tres decretos, una resolución y una reglamentación, lanzados para beneficiar la producción agropecuaria en el país, ha provocado el correspondiente beneplácito del sector productor, pero también cierta cautela, porque deberá analizar cada una de las normativas. Sin embargo, habrá que convenir que son buenas noticias.

Al establecer la ampliación del desmonte, de cinco a veinte hectáreas, en pequeñas propiedades o colectivas; ampliar el plazo de registro para el apoyo a la producción de alimentos; restituir bosques por dieciocho meses y extender la vigencia del programa a cinco años, se beneficia fundamentalmente a los pequeños productores, lo cual ya significa un avance notable, porque era justamente parte del conjunto de problemas abordados en la Cumbre. Por otra parte, al extender el plazo de verificación de la Función Económica Social de la tierra, se lanza un claro mensaje de tolerancia a los productores, pero fundamentalmente se les estimula para que se acojan a la legalidad.
 
Las buenas intenciones que trasuntan las normativas aprobadas incluyen la declaración de década de riego hasta el 2025, de manera que se cubra un millón de hectáreas, con todos los efectos benéficos que ello supone. Por otra parte, al establecer con otra de las normativas la promoción de hábitos alimenticios saludables en la población, se allana el camino a un cambio de comportamiento cultural que exige tareas de un largo aliento. La importancia de la ley de sanidad agropecuaria e inocuidad alimentaria apunta a mejor producción y mayor cantidad de alimentos de calidad, metas que pueden ser alcanzadas en la medida que las normas posibiliten pasar de la retórica a la aplicación práctica.
 
Conviene destacar que los decretos presentados al sector productor incluyen el establecimiento de mecanismos de recuperación de suelos degradados para mejorar la salud y la capacidad productiva. Asimismo, se fomenta la investigación productiva fortaleciendo el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal, un aspecto largamente reclamado por el sector. Además, se aborda el asunto de los alimentos transgénicos y se reglamenta el etiquetado de productos de este tipo destinados al consumo humano. Al incorporar la porcinocultura al Régimen Agropecuario Unificado, se reconoce la importancia económica del sector y también se ofrece señales de aliento.
 
En otras palabras, las normas, los decretos y las resoluciones constituyen el sustrato legal que el sector productor le había solicitado al Gobierno para producir a plenitud. El que se haya demostrado esfuerzo por concretar con prontitud los acuerdos suscritos en el marco de la Cumbre Agropecuaria, dice mucho de las buenas intenciones. Si bien faltan puntos importantes pendientes, todo indica que los productores tendrán mayores facilidades para producir mejor, y de esa manera contribuir a la seguridad alimentaria del país. Sin duda, son buenas noticias que se espera permitan allanar las dificultades que agobian a los agropecuarios. Quizás otros vientos comienzan a soplar en Bolivia.

Si bien faltan otros puntos importantes pendientes, todo indica que los productores tendrán mayores facilidades para obtener sus productos y así contribuir a la seguridad alimentaria del país.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día