Siguenos en:
Jueves
 15 de Noviembre de 2018
Editorial
Energía e Hidrocarburos
Bolivia, Brasil: fertilizantes del gas
Sábado,  2  de Febrero, 2013

Bolivia y Brasil están empeñados en producir urea, el fertilizante nitrogenado de mayor uso, utilizando el gas de nuestros campos.

Sobre el tema, en enero, se han oficializado dos noticias importantes y graves.

El Instituto Brasileño de Medio Ambiente ha concedido la licencia para que en la localidad de Tres Lagoas se instale una estación de entrega de gas boliviano transportado por el gasoducto Bolivia – Brasil.  Será entregado a la Unidad de Fertilizantes Nitrogenados III (UFN) de Petrobras (PB) para que en abril 2015 produzca urea.  Será la planta de fertilizantes nitrogenados más grande de Latinoamérica, con una producción anual de 1,2 millones de toneladas métricas (TMA).

En esos días, casi simultáneamente, el gobierno federal del Brasil acordó con el gobierno estadual de Minas Gerais, que se haga cargo de la construcción de un gasoducto de 250 kms, que conecte el gasoducto Bolivia – Brasil, con Uberaba donde está la UFN V que a partir de septiembre del 2015, empezará a producir urea también con gas boliviano.

En esta forma para el 2015, Petrobras estará operando 4 plantas de urea: en Tres Lagoas (Matto Grosso de Sul), Uberaba (Minas Gerais), Linhares (Espíritu Santo) y la ampliación de Laranjeiras (Sergipe).

Así para el 2015, Brasil espera reemplazar el 65% de la urea que importa para llegar al 2020 a sustituir el 100% de las importaciones, siempre utilizando gas boliviano.

¿Y nosotros como estamos? YPFB está a punto de obtener terrenos expropiados en Bulo Bulo (Cochabamba) para la sede de la planta de urea que se alimentaría con ± 1,2 millones de m3/d de gas de ese campo.  La obra se iniciará en abril de este año para concluir a fines del 2015.  La planta producirá 650.000 TMA/año.  Aproximadamente 100.000 TMA/año serán para consumo interno y más de 500.000 TMA deberán ser exportadas.  El gobierno indica que esa producción será exportada a Argentina y Brasil.

YPFB ha suscrito un contrato de construcción por $us 843,9 millones, el más alto en toda la historia del país.  Adicionalmente, para mover la producción a Puerto Suarez el gobierno planea construir un ferrocarril de Bulo Bulo a Montero con una inversión no conocida. Todas las inversiones serán efectuadas con dineros de las reservas del Banco Central de Bolivia.

A luz de la futura producción de urea en Brasil, el comentario más generoso y diplomático que han hecho los expertos es que la situación de la planta de Bulo Bulo es “muy delicada”.  Se debe aclarar que ningún gobierno, como el actual, ha sido prevenido oportunamente del riesgo que representa el perder el mercado brasileño.  Desde el 2009 el gobierno ha sido advertido en publicaciones.  Inclusive se le han sugerido alternativas de solución.  No se conoce ninguna acción que se hubiera tomado.  Sigue manteniendo que Brasil y Argentina son los mercados de exportación para la futura planta en Bulo Bulo.   Como una respuesta a las críticas a la ubicación, ahora indica que construirá un ferrocarril de Bulo Bulo a Montero. Así como no se conocen estudios de mercado, tampoco se conocen estudios de ubicación.

Las plantas brasileñas no serán diferidas.  Por tanto debemos llegar a la frontera con los costos más competitivos posibles para tratar de ingresar a ese mercado, que al igual que el japonés es muy difícil cuando hay producción local.

Como todas las objeciones razonables no han sido contestadas, el gobierno tiene la obligación de aclarar que el proyecto que esta por llevar a cabo no es una farsa política para justificar la promesa de industrialización que no ha sido llevada a cabo.  Vuelvo a repetir, $us 843 millones es un monto de tal magnitud que en cualquier parte de mundo habría sido cuidadosamente preparado.

Comentarios finales.  Esta historia está llena de “increíbles”. Uno que siendo el mayor proveedor de gas al Brasil, ligados con un contrato a largo plazo, no hayamos tenido la capacidad de lograr asegurar con un contrato una parcela de su mercado.

Dos.  Estamos por construir la planta más cara de la historia nacional, sin tener un solo contrato de venta.

Tres.  Pensamos competir con los precios de nuestra producción. Bulo Bulo es una pésima ubicación para ese fin.

Cuatro.  Ya es hora que se aclaren y expliquen estas preocupaciones sin recurrir a la fácil excusa de calificar “oposición a la industrialización”.

Acerca del autor:
Carlos-Miranda--Pacheco-
Carlos Miranda Pacheco
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día