Siguenos en:
Miércoles
 19 de Septiembre de 2018
+VIDA
Lucha constante
Terminar el tratamiento contra el cáncer no es el final del camino, la batalla es permanente por el resto de la vida.
Jueves,  19 de Octubre, 2017
Lucha-constante

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458.000 muertes por cáncer de mama. Esta es, de lejos, la enfermedad más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Su tratamiento y las probabilidades de vida dependen de su detección temprana, por eso es que los especialistas insisten en la autoexploración. Para tratarlo hay varios procedimientos, algunas pacientes logran concluirlo en meses, otras en años; pero una vez llegan al final de esta etapa, sienten que han triunfado, cuando "en realidad concluyen el tratamiento, pero el control y vigilancia es de por vida", asegura el cirujano oncólogo-mastólogo, Pablo Sitic.   

Mastología. El especialista indica que sea cual sea el tamaño del tumor o el tratamiento que haya recibido la paciente, "todas, pero absolutamente todas deben seguir un control estricto, primero mensualmente, después semestralmente y por último anualmente", remarca. Para el doctor, durante los primeros cinco años después de terminar el tratamiento, lo que se hace es controlar la enfermedad, de ahí "solo después de los diez años, se puede hablar de curación", subraya. 

El triángulo perfecto. Sitic menciona que esta “batalla permanente” no es solo de la paciente. "Aquí deben asumir un solo compromiso quienes padecen la enfermedad, la familia de la paciente y el médico". Describió que el doctor es quien informa sobre el tratamiento, la enferma debe seguirlos y el entorno debe exigir que esta los siga al pie de la letra, incluso después de pasar la etapa más crítica. 

¿Qué pasa si se omite el control? El médico afirma que es imposible determinar la posibilidad de desarrollar células cancerosas si no se realiza el respectivo control. 

Pruebas. "Generalmente se solicitan exámenes clínicos y de imagenología (mamografía y ecografía mamaria), el resto solo si es necesario", sostuvo el especialista. 

Testimonio

Carla Morón es un ejemplo de lucha. Ella aún pelea permanentemente contra esta enfermedad, puesto que a pesar de haber vencido el tratamiento, aún está pendiente a sus controles. "Creo que muchas veces, en realidad, se lucha contra el miedo a una recidiva. El miedo vuelve cada vez que tengo que hacer mis controles. Pero son batallas anuales que tengo la obligación de hacerlas", confiesa la exmodelo, actual empresarial y madre de dos pequeños. A decir de ella, la palabra cáncer fue trascendental en su vida. "Vivir con antecedentes de cáncer es algo único para cada persona. Sin embargo, la vida es diferente después del cáncer porque aprendes a valorar lo que tus ojos no pueden ver, aprendes a dar las gracias por aquel regalo que te da Dios todos los días, la vida. Te das cuenta que tu cuerpo no es un basurero metiendo comida que envenena, aprendes a reciclar personas o situaciones tóxicas para tu alma. Ya no pides para tu cumpleaños, un lindo vestido, o un par de zapatos, sino más tiempo para disfrutar de tus hijos y que ellos disfruten de vos". La lección de fortaleza de esta mujer no conoce límites y por eso aconseja a otras pacientes que están pasando por lo que ella ya pasó. "Somos muy fuertes (las mujeres) para afrontar cualquier situación hasta incluso la batalla contra el cáncer. Que el miedo es normal sentir al momento de hacernos chequeos, pero estamos preparadas para combatir y vencer". 

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día