Siguenos en:
Viernes
 16 de Noviembre de 2018
+VIDA
Tribuna
Proceso disciplinario como cortina de humo
Domingo,  24 de Mayo, 2015

No va a ser fácil prescindir en mucho tiempo del tema electoral por la serie de incidencias que se produjeron en las elecciones departamentales del 29 de marzo y que, además, mostraron un órgano electoral (TSE) sin independencia, por mucho que ahora esté empeñado en aplicar sanciones disciplinarias a uno de sus vocales como resultado de un proceso interno. Y si bien la cuestión electoral forma parte de la inquietud cotidiana del ciudadano, ahora la misma alcanza caracteres de mayor alarma por lo que viene ocurriendo en el mismo seno del TSE.

Si no hubieran sido inhabilitados, entre esas incidencias, los candidatos opositores del Beni; si no hubieran anulado los votos del FRI emitidos en Chuquisaca para favorecer a la candidatura oficial; si uno de sus vocales (Ramiro Paredes) no hubiera participado en una fiesta propia del partido oficial, era posible pensar en algo de independencia del Órgano Electoral. Como las cosas se han dado de otra manera, la ciudadanía ha perdido toda confianza en el Órgano Electoral, que para recuperarla tendrá que ser renovada en su componente humano y mantenerse al margen de las instructivas gubernamentales. El expresidente de la Corte Nacional electoral, Antonio Costas, que desempeñó sus funciones con idoneidad, criticó al TSE, cuyos miembros -dijo- “perdieron contacto con la realidad”. El hecho de que funcionarios del gobierno hayan criticado al TSE por su labor en las últimas elecciones, y hasta lleguen a  pedir su renuncia, no es una certificación de su independencia o que esté desvinculada del Ejecutivo. Cuando más, demuestra que sus vocales resultaron ser un material prescindible luego de que el oficialismo alcanzara su propósito a través del TSE. Por eso, tampoco debe encontrarse un motivo de confianza en el órgano electoral, el que ahora haya suspendido al vocal Ramiro Paredes dentro del proceso disciplinario que se le sigue. El hecho más bien parece una cortina de humo para ocultar otras deficiencias o irregularidades.

La nueva Constitución, en su artículo 12, no se refiere ya a los clásicos tres poderes del Estado sino a cuatro “órganos”: Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Electoral, manteniendo aunque solo en la letra, “la independencia, separación, coordinación y cooperación de estos órganos”, aparte de sustituir el término “poder” por el de “órgano”, sin que este cambio terminológico y conceptual pueda considerarse afortunado pues en las constituciones modernas se sigue utilizando el término “poder” sin inconveniente alguno. Y por los antecedentes que hemos señalado, esos principios de independencia y separación de órganos parece que estuvieron ausentes en la conducta y decisiones del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Acerca del autor:
Rene-Baldivieso-
René Baldivieso
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día