Siguenos en:
Domingo
 23 de Septiembre de 2018
+VIDA
Trucos de belleza
La postura perfecta
Consejos. El famoso quiropráctico Ata Pouramini da claves para que la postura sea sensual, poderosa y denote seguridad.
Viernes,  9 de Agosto, 2013
La-postura-perfecta
Ref. Fotografia: La postura. Es elemental para dar una buena impresión.

Una buena postura no es más que el reflejo de nuestro estado físico, mental y emocional, que están interconectados por el sistema nervioso. Una buena posición favorecerá a la armonía corporal aportando seguridad, autoestima, poder, un mejor autoconcepto, certeza y, por supuesto, atractivo”, afirma rotundo el quiropráctico Ata Pouramini, experto en enseñar los mandamientos de una postura sensual, atractiva y sana porque, tal y como él mismo promete, si trabajas la postura “podrás cambiar el estado mental y emocional y conseguir que tu cuerpo y tu mente estén en armonía”. ¿El resultado? Menos problemas respiratorios, digestivos o de espalda y mayor seguridad en ti misma. Porque de poco sirve un vestido espectacular o un make up impecable si tu postura no es la adecuada.

La clave. Para alcanzar esa postura es justo (y necesario) asimilar a modo de mantra unas cuantas recomendaciones para ponerlas en práctica con naturalidad y sin necesidad de pensar antes de ejecutarlas. A saber: caminar con los hombros hacia atrás, con un paso firme y algo más rápido de lo habitual, con la mirada puesta en el horizonte, con pasos intermedios (ni cortos y rápidos ni zancadas demasiado abiertas), respirando con el abdomen, parando con las piernas ligeramente separadas y evitando cruzar las piernas cuando estés sentada para no provocar un desequilibrio en las caderas.

Reflejo de sentimientos. "La postura es un reflejo de cómo te sientes. Grace Kelly o Audrey Hepburn han sido consideradas cánones de elegancia y belleza. Su forma de moverse ha sido clave en su imagen y esto es algo que se puede practicar y aprender. Fíjate en cómo lo hacen y cópialo, modela tus movimientos en base a los suyos", sentencia Ata Pouramini.
Tanto en el trabajo –el uso indiscriminado de ordenador, ratón y Blackberry provoca malas posturas y contracciones musculares a gogó– como en el plano emocional, donde el estrés se convierte en su enemigo íntimo, regalándole sin piedad tensiones musculares de todo tipo. Por no hablar de nuestra insaciable devoción por los tacones, que nos lleva a adoptar posturas casi imposibles para nuestra columna vertebral.
Workaholic o no, el dolor de espalda nos pasa factura a casi todos. Sin embargo, igual tiene solución.

    3 Fotos
Acerca del autor:
Maria-Jose--Ferrel--Solar
María José Ferrel Solar
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día