Siguenos en:
Jueves
 15 de Noviembre de 2018
+VIDA
EL Día trampa en la dieta
Caer en la tentación en la dieta no es tan malo como se piensa, pero, si abusas de ello sí tiene consecuencias.
Sábado,  15 de Junio, 2013
EL-Dia-trampa-en-la-dieta
Ref. Fotografia: Fotos: Lesly Moyano/Modelo: Pamela Bruno Cronembold/Arreglo personal: Mam

Te ha pasado que cuando empezaste  tu dieta todas las tentaciones de comidas saltaron a la vista, además sin darte cuenta, tu nuevo régimen alimenticio coincidió con las celebraciones de cumpleaños de tus amigas. Ante este panorama optas por romper la regla y decides darte un día para consumir esos alimentos que están prohibidos. Esta vez vamos a hablar sobre esa jornada en la que te das de baja para hacerle trampa a tu dieta.

No es buena idea. Según la nutricionista Claudia Suárez, de Natural Center Serdiet, hacer trampa en la dieta no es recomendable, porque nuestro organismo se está acostumbrando a llevar las calorías que necesita para realizar las actividades. Y para darnos cuenta cómo podría afectarnos, por ejemplo, si una persona lleva tres días cumpliendo su régimen y cada día perdió 300 gramos, ya tiene 900 gramos menos, pero si en un día se le ocurrió comer de todo, como carbohidratos, refrescos, etc;  en ese día que “pecó” desesperadamente, puede que haya ganado 1 kilo 500 gramos o más, entonces lo que se bajó con esfuerzo, quizás en un día podría arruinarse.

No confundir. Si bien, saltarse un día en la dieta puede ayudarte a soportarla, esto no quiere decir que lo conviertas en un hábito, ya que, podría causar trastornos en el metabolismo y cuando vuelvas a cumplir tu régimen, el perder peso, será más complicado. Suárez indica que no se debe comer un “poquito” y al otro día alimentarse  bastante, ya que después se tendrán que hacer combinaciones más difíciles. Por ejemplo, realizando una desintoxicación del cuerpo, consumiendo tres días de frutas, dos días de proteínas y dos de vegetales hace más complicado  el régimen.


Puede ayudar a mantener la dieta

Todo con medida. Saltarse la dieta, no estaría tan mal, ¿Por qué?, porque nos ayudaría a soportarla por más tiempo. Es decir, si una persona tiene un régimen de dos o tres meses de dieta, para poder aguantar, debe hacer trampa, para así poder mantener los apetitos que tenía habitualmente. También existen estudios que  indicaron, que quienes hicieron una dieta estricta e hicieron trampa en su dieta  bajaron mucho más que los que se mantuvieron estrictamente. Y esto, porque, los que se mantuvieron, psicológicamente estaban estresados, pues, “piden a gritos” sus antojos, como una hamburguesa o pollo frito. Es decir, la trampa, puede servir para mantener la dieta o en su caso para llegar a la meta.

David Ruiz
Nutricionista y Dietista

Ximena Illanes
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día