Siguenos en:
Domingo
 25 de Octubre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Dia 7/Revistas
Agravada por la cuarentena y el Covid-19
Bolivia afronta la peor recesión de su historia
Expertos. Dos economistas ven urgente dejar de lado posiciones políticas, inyectar liquidez a la economía y reactivar en todos los frentes.
Viernes,  21 de Agosto, 2020
Bolivia-afronta-la-peor-recesion-de-su-historia
Ref. Fotografia: Elocuente. La gente gana las calles para reactivar su economía familiar.

Como consecuencia directa del efecto de la pandemia del coronavirus (COVID-19), cuyas restricciones sanitarias paralizó por completo la oferta y la demanda, frente una economía que ya venía en constante desaceleración desde el 2014, según economistas: Bolivia ya afronta la peor recesión económica de su historia con una caída que rondará el 7 %, incluso más grave que la vivida con la famosa hiperinflación del 1985, donde se registró una contracción del 4 %.

“Este ya será mucho más grave que la hiperinflación de 1985, donde habíamos vivido la peor crisis económica del siglo XX, con la hiperinflación. Ahora aparte del déficit fiscal, descontrol de la gestión de las empresas públicas que sucedió hace 35 años, ahora se añade una crisis mundial con el deterioro de los términos de intercambio y contracción de la economía de dos dígitos”, enfatiza el economista Germán Molina. 

El economista Antonio Saravia, radicado en Estados Unidos, hace dos días en contacto con un medio periodístico digital de Santa Cruz, señaló que Bolivia en términos económicos ya se registra una debacle terrible, dado que el país va decrecer en el 7 %. “Entonces nuestra economía, como efecto de la pandemia, ha sufrido muchísimo. En esta crisis, no hemos adoptado políticas adecuadas a esta crisis. Fue totalmente keynesiana, una política de inyectar la demanda, de bonos que, en el largo plazo, traerá consecuencias”, apuntó.

Sin embargo, el economista Roberto Laserna, advierte que si no hacemos nada y dejamos que las tendencias registradas continúen, posiblemente se enfrentará aún una muy severa crisis. “Pero eso no es inevitable, no es un destino predeterminado. Podemos hacer mucho para evitarla, pero tenemos que convencernos de que es posible, y de que no depende solamente de lo que haga o deje de hacer el Gobierno”, asegura.

A encender la alarma. Los indicadores que sustentan esta situación tienen que ver con el reciente Informe de Política Monetaria (IPM) que el Banco Central de Bolivia (BCB) presentó este 14 de agosto, al mencionar que al mes de mayo la economía se contrajo en 7,9 % y que, para este segundo semestre, pese a la leve recuperación del aparato productivo, el crecimiento del PIB, con relación al año anterior se anotará en una caída del 6,2 %. 

Pero la situación no solo es inherente a la pandemia del coronavirus. Según los economistas, ahora hay que sumar las pérdidas generadas como consecuencia de los últimos 12 días de bloqueo de caminos a nivel nacional, no solo por las pérdidas sino por las consecuencias posteriores, incluso sanitarias que esto podría tener. “Los bloqueos afectaron significativamente a la economía del país, en cuanto a precios de los diferentes productos, como la carne de pollo, zanahoria y otros; sin embargo, los precios volverán a un estado estacionario después de haber superado estos problemas”, señaló en la víspera, el director general ejecutivo del Instituto Nacional de Estadística (INE), Yuri Miranda Gonzales.

Las señales favorables de que la pandemia, sobre todo en el departamento de Santa Cruz, donde tiende a mostrar de un posible aplanamiento de los contagios, podrían quedar en solo un espejismo, con nuevos brotes en los próximos días como consecuencia de los bloqueos, lo que directamente afectará en la premisa de reactivar la economía. 

Unir fuerzas como alternativa. Los economistas, a su turno exhortan no solo al Gobierno sino a todos los actores políticos, en un contexto donde se pone en marcha la disputa electoral para los comicios del 18 de octubre, a dejar de lado posiciones políticas, con el objetivo de inyectar liquidez a la economía y reactivar en todos los frentes posibles. 

Molina enfatiza que todavía estamos a tiempo para adoptar medidas como: inyectar más liquidez a la economía para atenuar una mayor profundización de la crisis. Esa situación, menciona el experto, puede que afecte al sistema financiero y ocasione la declinación de la confianza y credibilidad. “Hay que seguir inyectando liquidez a la economía para que no se paralice; más aún agravado por estos bloqueos, la recuperación será a largo plazo, por lo menos unos diez años”, precisó.

Laserna, pone énfasis en que los bolivianos no debemos esperar a que el Gobierno o el Estado asuman un rol protagónico en la reactivación. “Ese rol solamente lo podemos asumir los ciudadanos que tenemos capacidad de trabajar, invertir y producir.  Lo que sí podemos es exigirle al Estado que no estorbe, que levante restricciones, trabas, permisos y normas que restringen la iniciativa económica de la gente, y que vele por el cumplimiento de la ley y de las instituciones que hacen respetar los contratos”, argumentó.

Las señales que van en contra

Contexto. El informe del BCB da cuenta que, al mes de mayo, la economía nacional se contrajo en 7,9 %, debido principalmente a la suspensión de actividades determinada por la cuarentena rígida nacional y la débil demanda externa.

Salvataje. El BCB, afirma en su informe que, en tiempos de crisis sanitaria, respondió de forma resuelta, con determinación, y empleó sus instrumentos de política convencional, a la vez que diseñó e implementó políticas no convencionales para inyectar recursos. En suma, los impulsos monetarios en respuesta a la pandemia representaron un 19 % del PIB.

Previsión. El BCB, además de prever una recesión económica del 6,2 %, proyecta una inflación en Bolivia en torno a 1,7 % al cierre de 2020, dentro de un rango ligeramente sesgado a la baja entre 0,9 % y 2,3 %.

Comercio. Según el INE, Bolivia registró, en el primer semestre, un saldo comercial negativo de 10 millones de dólares, debido a que las importaciones han sido ligeramente superiores a las exportaciones, principalmente, en Bienes de Capital para la Industria como para el sector agropecuario.

Precios. Algunos expertos avizoran una situación más compleja en este segundo semestre como consecuencia que por la caída de los precios del petróleo en el mes de abril, recién se sentirán los efectos en los ingresos por las exportaciones de gas y los efectos de la parálisis de otras exportaciones de abril, mayo y junio.

Eso podría incidir aún más en la contracción económica.

Ismael Luna Acevedo iluna@eldia.com.bo
Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día