Siguenos en:
Domingo
 17 de Noviembre de 2019
Dia 7
Para el olvido
Bajo el penoco
Jueves,  1 de Abril, 2010

Evo Morales llegó ayer al Parque Urbano para el cierre de la campaña de los candidatos del MAS en Santa Cruz, Jerjes Justiniano y Roberto Fernández. Su ojo experto en concentraciones nutridas y bulliciosas, le dijo inmediatamente que el lugar estaba más apto para un velorio que para hacer proselitismo y se marchó casi al instante. Las tímidas intervenciones de los candidatos locales lo confirmaron y el cantante argentino Piero terminó de poner la cuota flemática, con su voz cada vez más cansada y monótona. En el cierre de los Verdes, con Percy Fernández y Rubén Costas a la cabeza, las cosas no estuvieron mejores. Sin fuerza, carentes de contenido y con chistes trillados, a los candidatos sólo les faltó pedir el voto porque son lindos y simpáticos. Mientras tanto, Evo Morales, con el dedo siempre levantado, su agresividad candente y su verbo explosivo, le hacía hervir la sangre a sus seguidores en El Alto. Estas formas pueden ser criticables, pero en cuestión de actitud, así es como el jefazo tiene a todos con el rabo entre las piernas.