Siguenos en:
Sábado
 7 de Diciembre de 2019
Dia 7
Tatuajes y trabajo
Más aceptados. En la actualidad, la tinta en la piel, va tomando más aceptación en distintos puestos de trabajo, pero no todos están dispuestos a recibirlos.
Domingo,  13 de Octubre, 2019
Tatuajes-y-trabajo

Los tiempos cambian, los trabajos cambian, los requisitos también lo hacen, pero, la decisión sobre contratar a personas con tatuajes, visibles, claro está, también cambian?, ¿una persona con tatuaje, tiene las mismas posibilidades que una que no lo tenga? Desde la redacción de El Día nos planteamos estas interrogantes y salimos a buscar respuestas con aquellos que son el eslabón para saber si los aspirantes tiene o no las mismas posibilidades de aplicar por un puesto de trabajo.

Distintos puntos de vista. En la sociedad moderna, es cada vez más común ver a jóvenes que desean llevar el "arte" en su piel, ya sea reflejando un estado de ánimo, haciendo referencia a un momento de sus vidas que marcaron un antes y un después, o simplemente por gusto, porque "es bonito".

Pero a la hora de buscar trabajo, ¿qué tanto puede perjudicarte o no, el haber tomado esa decisión un tiempo atrás?.

Para ello, desde El Día nos pusimos en contacto con distintos profesionales que se dedican al reclutamiento de personal, como son el caso de Mariela Paula Demattei, quien se dedica a la consultoría gastronómica, y lleva haciendo selección de personal hace unos 10 años, tanto en el rubro gastronómico como hotelero. En la actualidad uno de sus clientes es H.S. Foods S.R.L., en Urbano Chopp and Grill.

Es el caso también de Marcela Pérez Losada, quien es directora Comercial de File Server, (con paso en hoteles como Los Tajibos y Buganvillas) y lleva realizando entrevistas de trabajo desde hace más de 20 años.

Si bien es cierto que dar una buena primera impresión es fundamental a la hora de aplicar a un puesto de trabajo, hay que saber elegir a que empresa aplicar y a cual no, uno tiene que investigar sobre la filosofía de la empresa a la que desea aplicar, porque cuando una persona lleva un tatuaje, al menos visible (extremidades, cuello o rostro), ahí entra en juego el dilema.

Hay empresas, negocios, restaurantes que están abiertos y no se hacen inconveniente alguno sobre los tatuajes, siempre y cuando estos no sean ofensivos, es decir, no contengan frases o diseños de mal gusto, o referidos a pandillas, los cuales son los más negativos. Y por otro lado, hay empresas, complejos hoteleros, entre otros, que no ven con buenos ojos que sus empleados contengan estos "artes" vivibles, porque a lo mejor no es de su agrado que los representen.

En el caso de Mariela, nos comenta que en "el rubro gastronómico en general no se evalúa la estética en cuanto a los tatuajes, para ser bartender, mesera,  gerente o responsable de área", dejando de lado esos estereotipos, a lo que agregó, "para nosotros no es un impedimento, todo lo contrario, denota connotación de una actitud aguerrida, o de una personalidad bastante autentica, por lo cual para nosotros dentro de la gastronomía, es una fortaleza más que una debilidad", comentó Demattei a El Día.

De todas formas, esta "experta" en reclutamiento, ya que lleva al rededor de 10 años, la labor de selección de personal, no deja de lado que hay limitaciones, cuando se trata de  servicio al cliente, "tratamos que por lo menos en la cara no se tengan, hemos tenido alguna vez una persona con una estrellita marcada en la cara, pero por lo general no tiene que ser en el cuello, o la marca de alguna pandilla" añadió Demattei, quien se continuó explayando, "en cuanto a otras partes del cuerpo (piernas, brazo, torso), solo nos indica que es una persona con mucha actitud y una autenticidad totalmente a la vista. Asique ningún problema con personas aspirantes con tatuajes, no lo deja para nada afuera de ninguna oportunidad de trabajo", manifestó.

Claro que también depende del rubro de la empresa, si es algo más para oficina o empresas familiares, seguramente si tenga más inconvenientes, y no posea las mismas oportunidades.

Mariel no aclara que "en cuanto en el rubro hotelero, siempre se trabaja con camisa manga larga y no se deja entrever ningún tatuaje, por lo generan en la hotelería, cuando son más de 4 o 5 estrellas, la estética de los tatuajes no está bien vista. Siempre se trata de utilizar camisas largas, faldas medianamente largas, esto tiene que ver con la formalidad de lo que conlleva ser un hotel de 4 o 5 estrellas", expresó, pero más adelante nos aclara, "ojo, no quiere decir que no contraten gente que tenga tatuajes, simplemente no lo harán con personas que los llevan en el rostro, cuello o manos, donde pueden ser visibles", cerró Mariela, quien se manifestó convencida que con el correr del tiempo, el 90 por ciento de las empresas van a ser tolerante a los tatuajes visibles, pero advirtió a los adolescentes a no pintarse la cara, por una cuestión estética.

Sigue siendo un tabú. Marcela Perez, por su parte, si bien no tiene inconveniente alguno con los tatuajes, nos da un panorama un poco más hostil para los futuros aspirantes, que llevan la marca de la tita en su piel, y esto se debe a que Bolivia, como sociedad, "todavía no está habituada a los tatuajes", por más que la adolescencia, así lo quiera dar a entender, ya que las empresas, (dependiendo el rubro), pueden ser reacias a los mismos, para que las representen ante un cliente.

Pérez comienza diciendo que "efectivamente la primera impresión es la que queda en la mente de las personas. Uno tiene una única oportunidad de dar una primera buena impresión. Es muy difícil después cambiar si se ha dado una mala impresión", agregando a continuación "si uno lleva un tatuaje en el rostro, que no tenga muchas expectativas para obtener el puesto al que va a aplicar".

Marcela, quien lleva más de 20 años de experiencia en el reclutamiento de personal, sabe que los tiempos han cambiado, y algunas empresas también lo han echo, pero también es cierto que es solo una minoría, o solo las empresas modernas, por lo cual, nos argumenta que "va a depender mucho del puesto al que aplica. Si el puesto es con visibilidad pública y dependiendo de las características del tatuaje podría ser que a la empresa no le interese que esos tatuajes  lo represente", comentó a El Día.

También es cierto que en Bolivia, el tema del tatuaje, sigue siendo una cuestión tabú, para las empresas familiares, y de cierto estatus, por lo que Marcela, cree que "adicionalmente, dado que aun en nuestro medio no es muy habitual ver personas con tatuajes, podría ser que se pre juzgue y no se le de el valor que pueda tener como profesional".

Es decir, que el solo echo de llevar un tatuaje, pueda perjudicarte a la hora de aspirar por un puesto de trabajo, claro que esto va a depender de la zona en el que lo tengas, el tamaño del mismo, y el mensaje que este representa, ya que no es lo mismo una mariposa, de 2 a 3 centímetros en la muñeca, que todo un brazo lleno de tinta de varios colores.

Asique ya sabes, si tienes tatuajes visibles, antes de aspirar a un puesto de trabajo, solo debes conocer a la empresa en la cual deseas aplicar. Y sabes que en el rubro de comunicación y gastronómico, no tendrás inconveniente alguno para conseguir trabajo.

Pablo Peralta eldia@eldia.com.bo