Siguenos en:
Jueves
 21 de Noviembre de 2019
Dia 7
Potosí
Tesoros que perduran
Desde la época de la colonia, la Casa de la Moneda fue un hito importante en la historia de Bolivia, donde además acuñaron las primeras monedas usadas en el país.
Viernes,  7 de Agosto, 2015
Tesoros-que-perduran

A la hora de recordar la riqueza e historia de Potosí es imprescindible mencionar a la Casa de la Moneda, una de las más importantes de América en la época colonial. Ahora convertida en museo, resguarda la maquinaria y archivos históricos.

Museo. Desde el punto de vista arquitectónico, la Casa Nacional de la Moneda está considerada como la edificación más importante de la época colonial en Sudamérica. Su constructor y arquitecto fue Don Salvador de Vila, quien había proyectado y construido las Casas de Moneda de México y de Lima.

La sorprendente extracción de plata del Cerro Rico, el crecimiento de la población, la expansión del comercio y el inesperado auge que alcanzó Potosí, hicieron indispensable la construcción de un centro donde acuñar monedas, que fue usado casi 200 años. En el interior se pueden observar la antigua maquinaria y otros elementos con los que se fabricaban las monedas. También se puede encontrar pintura, platería, arte e historia de la época colonial y republicana de Bolivia. 
Cuenta con un archivo donde se guardan más de 80.000 documentos inéditos, relativos a la vida potosina. 

Horarios: De martes a sábado atienden de 9:00 a 12:00 y de 14:30 a 18:30. 
En domingo de 9:00 a 12:00.

Con guías. El museo ofrece la posibilidad de realizar el recorrido grupal con un guía que va explicando los detalles más importantes del museo. Por las mañanas se inicia de 9:00 a 11:00 y de 14:30 a 16:30 en las tardes.

Ingreso. 10 bolivianos para visitantes nacionales y 40 si son extranjeros.

El costo por el ingreso de una cámara fotográfica es Bs 20, si es filmadora se paga 40.

¿Cómo llegar?. Se encuentra sobre la calle Ayacucho, a pocos metros de la plaza principal. 


Uyuni, el pueblo

 

Desde que el Dakar pasa por Bolivia, el Salar de Uyuni se ha convertido en uno de los principales destinos de Bolivia; sin embargo, a pocos kilómetros de este mar de sal está Uyuni, el pueblo fundado en 1889, donde se construyó un complejo ferroviario para conectar a Chile y Argentina, países a los que debían llegar los minerales extraídos de la tierra. 

Cementerio de trenes. Visitar este panteón de fierros herrumbrados y abandonados da pie a imaginar todo aquello que esos trenes arrastraron a su paso. Recorrer esta estación es imprescindible para quienes visitan este pueblo.

Para llegar. Se puede tomar un tren desde Villazón y Oruro. Existen, además, compañías de transporte terrestre desde La Paz, Potosí y Sucre. En Uyuni hay más de 50 operadoras locales que ofrecen circuitos en la zona.