Siguenos en:
Jueves
 15 de Abril de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Dia 7/Revistas
Editorial
Lucha contra la obesidad
Martes,  9  de Diciembre, 2014

La ciudadanía hubiera preferido que el presidente Morales empiece por poner en forma la moralidad y el profesionalismo de los policías bolivianos, pero ya que lanzó la idea de que se deshagan de los kilos demás, conviene reflexionar sobre esta polémica idea con el objetivo de extenderla hacia el resto de la población a la que le viene muy bien hablar de nutrición, obesidad, salud física y los riesgos que enfrenta por una ausencia de una cultura saludable.

Los policías bolivianos deberían reflexionar y acoger con beneplácito la iniciativa de bajar de peso, aunque sea obligados. A lo mejor después les entra la gana de cambiar otros aspectos fundamentales en sus vidas y la ganancia será muy grande para todos.

La lucha contra la obesidad debería ser una política constante en el país, promovida en todas las instancias, obviamente sin los métodos coercitivos que se pretenden aplicar en la Policía o en las Fuerzas Armadas, dirigida hacia todos los estratos y sectores, con estrategias educativas, destinadas a concientizar sobre los riesgos que implican los desórdenes alimenticios y los malos hábitos como el abuso del alcohol, el tabaquismo y la falta de ejercicio físico.

De acuerdo a estadísticas oficiales, el 40 por ciento de la población boliviana tiene sobrepeso y se encuentra en riesgo de caer en la obesidad, que abre las puertas a enfermedades muy graves como las cardiopatías y la diabetes, una patología que se ha convertido en una epidemia que también expande sus tentáculos en nuestro país. El Ministerio de Salud de Bolivia ha informado que cada año se detectan cinco mil nuevos diabéticos en el territorio nacional y en este momento la cifra total de pacientes podría estar superando el millón.

El origen de todos estos problemas está en la mala alimentación. Pese a que nuestro país todavía dispone de una gran cantidad de productos naturales, accesibles y de una diversidad que asombra a los expertos y chefs internacionales, la pirámide nutricional de los bolivianos es muy básica, reducida a cuatro o cinco artículos de alto contenido en carbohidratos, excesivo consumo de carnes y grasas y lo más grave  es el crecimiento de la comida chatarra, las bebidas azucaradas y los enlatados que se asumen como una señal de estatus en plena bonanza, cuando en realidad se trata de un hábito que debería limitarse.

Hace falta que el Estado en sus diferentes instancias, asuma un rol más activo en la regulación de la producción, el comercio y el consumo de alimentos. Limitar el uso de la sal común y el sodio que se lo usa como conservante en los alimentos envasados. Se debe hacer algo para controlar los locales de comida rápida, cuya oferta no incluye ningún componente saludable. Lo mismo debería hacerse en las escuelas, obligando a los responsables de comercializar golosinas, sodas y masitas a agregar en sus estantes otras opciones, pues como se sabe, la obesidad infantil está creciendo como espuma en el país, lo que incrementa el riesgo de propagación de las enfermedades citadas arriba.

La educación es la clave, comenzar por los niños, invadir las escuelas con trabajo de concienciación para lograr metas graduales y no tener que recurrir a medidas drásticas como la que se está aplicando con los policías.

La lucha contra la obesidad debería ser una política constante en el país, promovida en todas las instancias, obviamente sin los métodos coercitivos que se pretenden aplicar en la Policía o en las Fuerzas Armadas, dirigida hacia todos los estratos y sectores, con estrategias educativas, destinadas a concienciar sobre los riesgos que implican los desórdenes alimenticios y los malos hábitos como el abuso del alcohol, el tabaquismo y la falta de ejercicio físico.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día