Siguenos en:
Jueves
 21 de Enero de 2021
El dia te recomienda
La suciedad hace inmunes a los niños
Está comprobado científicamente que el contacto de los niños con las bacterias de la tierra los hace más resistentes a las enfermedades contagiosas.
Domingo,  20 de Junio, 2010
La-suciedad-hace-inmunes-a-los-ninos

La idea de que estamos rodeados de gérmenes que nos pueden causar enfermedades hace que muchas veces nos preocupemos en exceso por la limpieza, sobre todo cuando tenemos un bebé llevándose a la boca cualquier cosa que cae en sus manos.
Sin embargo, algunas investigaciones indican que la ausencia de contacto de los niños con los microorganismos impide un adecuado desarrollo de su sistema inmunológico, con la consiguiente aparición de fenómenos alérgicos y enfermedades autoinmunes. Ya no hay excusa para no dejar que los niños jueguen con la tierra o salten en los charcos…
La vida es muy compleja. Ni siquiera podemos considerar un individuo aislado de todos los demás seres vivos que pueblan el planeta. Las bacterias, que llevan aquí desde el principio de los tiempos, son actores principales en esta función. Así por ejemplo, nos podemos fijar que el ser humano cuenta con diez bacterias por cada célula somática de su cuerpo.
Muchas de estas bacterias son beneficiosas, otras son inocuas y unas pocas pueden ser perjudiciales. Para luchar contra estas últimas contamos con nuestro sistema inmunitario. Pero vivimos en un delicado equilibrio.
Un ambiente infeccioso superará las capacidades de nuestro sistema inmunitario y hará que enfermemos. Un ambiente aséptico también puede ser malo, pues un sistema inmunitario ocioso puede producir alergias o algo peor.

más parques sucios
Últimamente se han puesto de moda los parques sucios para que los niños, al jugar en ellos, se vean expuestos a los microorganismos y entrenen su sistema inmunitario. De este modo, se intenta volver a ese equilibrio con el medio.
Pero la exposición a los microorganismos quizás no solamente eduquen adecuadamente nuestro sistema inmunitario, puede que sirva para más cosas. Hace ya tiempo se demostró, por ejemplo, que las bacterias del ambiente tienen cualidades antidepresivas.
Ahora, en el congreso de la American Society for Microbiology celebrado recientemente en San Diego, se ha mostrado un estudio según el cual la exposición a las bacterias ambientales también incrementa la capacidad de aprendizaje. El estudio fue realizado por Dorothy Matthews y Susan Jenks del Sage Colleges en Troy, (New York).

¿QUÉ BACTERIA ES?
Mycobacterium vaccae es una bacteria que vive en el suelo de manera natural y que los humanos ingerimos o inhalamos cuando pasamos un tiempo en el campo. En estudios previos se demostró que calentando hasta la muerte estas bacterias e inyectándolas en ratones se estimulaba el crecimiento de neuronas en el cerebro de estos roedores.
Como resultado se aumentaba el nivel de serotonina y disminuía la ansiedad.
Como la serotonina también juega un papel importante en el proceso de aprendizaje, estas investigadores se preguntaron si M. vaccae pudiera también mejorar el aprendizaje de los ratones. La corazonada resultó ser cierta.

UN POCO DE HISTORIA
Ya pasados los tiempos en los que acompañando al grito de "¡Agua va!" se lanzaban los excrementos y las aguas residuales por la ventana, hoy en día disponemos de sistemas de alcantarillado y potabilización de las aguas, y medidas de higiene tan elementales como lavarse las manos o fregar el suelo forman parte de nuestra rutina diaria.
Pero en los países desarrollados la preocupación por la limpieza comienza a ser una obsesión, y se extiende la idea de que viviríamos sanos en un ambiente casi estéril sin gérmenes que nos ataquen.
No hay más que ver la cantidad creciente de productos que contienen sustancias "antibacterias" que hay en el mercado. Podemos encontrar lavavajillas, encimeras de cocina, incluso calcetines o teléfonos móviles.
Está claro que la limpieza es necesaria para eliminar los microbios patógenos, pero hay que tener en cuenta que también destruye otros que no nos causan ningún daño y que incluso podrían ser beneficiosos. Esta idea es la que plantea la conocida como "hipótesis de la higiene", según la cual el exceso de higiene que conduce a la eliminación de todos los microorganismos que hay a nuestro alrededor hace que nuestro sistema inmunológico no funcione correctamente y se desencadenen reacciones anormales como el asma, la rinitis alérgica o enfermedades autoinmunes.

NI SUCIO NI LIMPIO
El sistema inmunológico de un niño necesitaría aprender del ambiente, de forma similar a lo que ocurre en su cerebro que necesita del contacto con otras personas.

Detalles

Higiene proviene de la diosa Hygea

Desde que los antiguos griegos rindieran culto a la diosa Hygea, diosa de la salud que dio origen a la palabra "higiene", el concepto de higiene se ha ido modificando a lo largo de la historia. Las medidas de limpieza han salvado millones de vidas, evitando enfermedades.

Exceso de higiene causa alergias

El exceso de higiene que conduce a la eliminación de todos los microorganismos que hay a nuestro alrededor hace que nuestro sistema inmunológico no funcione correctamente y se desencadenen reacciones anormales como el asma, la rinitis alérgica o enfermedades autoinmunes.


 

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día