Siguenos en:
Lunes
 12 de Abril de 2021
El dia te recomienda
Debido al aumento de casos covid
¿Se podría generar en la Argentina una variante local del coronavirus?
Expertos informan en relación a los riesgos de que pueda surgir una mutación del SARS-CoV-2 en el país y cuáles son los factores que hacen posible que estas aparezcan en ciertos lugares.
Domingo,  28 de Marzo, 2021
¿Se-podria-generar-en-la-Argentina-una-variante-local-del-coronavirus?
Ref. Fotografia: Referencia.

En las últimas horas, la jefa de Gabinete del Ministerio de Salud, Sonia Tarragona, advirtió que “no estamos exentos que se genere una cepa argentina (del virus SARS-CoV-2)”, en el marco de sus declaraciones en relación al marcado aumento de casos diarios registrados por COVID-19. “Es inminente el inicio de la segunda ola. Hay provincias que empezaron a mostrar mayor número de casos. Ciertamente ya estamos en el inicio de la segunda, esperemos que no sea fuerte o elevada, pero que hay aumento de casos no hay dudas. En el Malbrán ya se están secuenciando nuevas variantes, nuevas cepas”, alertó en el programa radial “Las cosas como son”, de Radio Con Vos.

En este contexto, Infobae consultó a expertos especialistas en virología y enfermedades infectocontagiosas sobre cómo nacen las variantes y, en base a ello, si es factible que surja una nueva opción de virus en el país, qué hace que el SARS-CoV-2 mute y por qué sucede en algunos lugares, como en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, y en otros no. Todos coincidieron en que es muy factible que la Argentina pueda contar con una variante local.

A continuación, la visión de los especialistas consultados por Infobae:

Laura Palermo, doctora en virología, especialista en la historia de las enfermedades y profesora en el Hunter College de Nueva York

-La respuesta a si podría aparecer en la Argentina una variante local del coronavirus es que sí, que siempre puede aparecer una variante que contenga ciertos cambios o mutaciones, que no se encuentran en otro lugar. Lo importante es destacar los factores que aumentan la probabilidad de que esto ocurra.

Para eso tenemos que entender por qué pueden aparecer estas nuevas cepas. La respuesta a esta pregunta está dada por la biología de este tipo de virus. El nuevo coronavirus, que causa esta nueva enfermedad, COVID-19, está compuesto por ARN. Estos tipos de virus se reproducen dentro de nuestras células y durante la reproducción viral el genoma del virus tiene que copiarse para producir nuevas partículas virales. La enzima que copia este ARN viral comete muchos errores y esos errores son las mutaciones o los cambios que presentan las nuevas partículas virales si los comparamos con la cepa original que infectó a esa persona.

Muchos de estos nuevos virus, que contienen mutaciones, no son aptos para infectar a otras células o a otras personas, y desaparecen. Es decir, no circulan en la población. Pero algunas de estas nuevas variantes tienen mutaciones que le confieren una ventaja adaptativa. Es decir, tienen mayor fitness. Algunos se reproducen más rápido o se transmiten de forma más efectiva. Y empiezan a circular cada vez más. Hasta que se desplazan, es decir, les ganan, a las otras variantes.

La variante que circula en el Reino Unido es un claro ejemplo de una variante altamente contagiosa. Un factor importante en este proceso de evolución viral es también el sistema inmunológico de los pacientes infectados. Muchas veces, las variantes que ganan son aquellas que escapan al ataque de nuestros anticuerpos y esto se ve en la de Sudáfrica y de Brasil. En inglés, se las llaman escape mutants.

Y, para concluir, el factor más importante, que aumenta la probabilidad de que aparezcan estas variantes, es el número de contagios. Cuanta más gente se infecte en una población, mayor es la probabilidad de que alguna variante aparezca: regiones altamente pobladas, con un índice de contagio muy alto, con un porcentaje muy bajo de vacunación, son el contexto perfecto para que emerja una nueva variante. Y, para prevenir la aparición de nuevas cepas, hay que reducir la probabilidad de contagios con el uso de tapabocas, barbijos y el distanciamiento social. La estrategia más efectiva es vacunar a la mayor cantidad de personas y lo más rápido posible.

Guillermo Docena, bioquímico, inmunólogo e investigador del CONICET. Desarrolla ARGENVAC221, una vacuna argentina contra el COVID-19

-Las cepas son virus distintos. Las que observamos en varios puntos del globo son variantes del mismo virus, y nacen por mutaciones. Todos los virus, cuando se replican, introducen mutaciones, es decir, cambios mínimos en los ácidos nucléicos -en este caso RNA del virus- y eso después termina en el cambio de un aminoácido, las proteínas del virus, y esas mutaciones pueden afectar a cualquiera de las proteínas.

En el caso del SARS-CoV-2, muta menos que otros virus como el de la influenza o el del HIV, que tienen una tasa de mutación mucho más alta. Se ha calculado que el COVID-19 tiene dos mutaciones por mes, lo cual es bajo, pero a lo largo de un año con tanta transmisión, lo que ha hecho es que en distintas partes del mundo se hayan generado muchas variantes virales. Pero lo interesante y llamativo es que aparecen algunas de ellas iguales en distintas regiones, en forma independiente, se generan estas mutaciones y generan virus que tienen mayor o transmisibilidad o mayor generación de enfermedad severa o la propiedad que se está viendo de evadir la respuesta inmune generada por una vacuna.

Por ejemplo, la variante británica B117, que apareció por el mes de septiembre en una zona muy localizada de Inglaterra, en Essex, al poco tiempo estaba en todo el país y al mes ya había invadido otros 20 países de Europa. Su característica principal es la mayor transmisibilidad, ya que algunas de esas mutaciones están en la proteína S, en la zona que se une al receptor ACE2, y esa mutación genera un RBD con mayor afinidad o capacidad del receptor, lo que produjo que invada mejor las células propias y genere mayor replicación.

Por otro lado, genera COVID más severo, no se sabe aún por qué. Esto puede explicar por qué en la segunda y tercera ola en Inglaterra hubo muchos más fallecidos que en la primera ola.

La variante de Sudáfrica tiene mayor poder de transmisión. Apareció en este país y luego se extendió a 16 países. La característica de esta variante es que algunas de las vacunas como la de AstraZeneca no genera protección, es decir que los anticuerpos generados por este inoculante no reconocen o bloquean esta variante viral. Por este motivo se dejó de vacunar con esta opción en Sudáfrica.

En el caso de la de Brasil, la de Manaos, tiene mayor transmisibilidad, el doble que cualquiera de las otras. Aparentemente produce una enfermedad más severa y lo que se ha visto es que la edad promedio de la gente fallecida bajó mucho, hay más muertos entre 30 y 40 años.

¿Es factible que surja una nueva opción de virus en la Argentina? En el país han aparecido otras variantes, pero no con las características de estas. Se define una nueva variante cuando un determinado número de los virus que se secuencian tienen esta característica, un 40% o un 50% por lo general. Acá han aparecido unas variantes que se llaman menores, que están en muy poco porcentaje de la población y es por ello que no se la considera una nueva variante a tener en cuenta. ¿Pueden surgir nuevas variantes de interés? Sí, cuanto más transmisión haya del virus o más contagios, hay mayor posibilidad de que surjan estas variantes y que luego se transmitan en la población.

¿Por qué en algunos lugares aparecen ciertas variantes y en otros no? Las mutaciones son al azar, los virus cambian al azar. Pero dependiendo de las características de la población, si estaban infectados, vacunados, etcétera. Y sobre todo del grado de contagio y de transmisión viral puede ser que alguna de ellas en cierta región tenga más chances de expandirse que la misma variante en otro lugar geográfico, con otra población.

El gran problema y preocupación que generan estas nuevas variantes virales son las vacunas, ya que puede ser que la respuesta inmune que induce no proteja contra estas nuevas formas del virus. Un problema aún más relevante a considerar es la cuestión de diferir la segunda dosis, eso quiere decir que existirá mucha más gente que no recibirá un plan completo de vacunación, con lo cual las chances de que se infecte con estas nuevas variantes que van apareciendo son más grandes. Si bien una primera dosis no genera una enfermedad severa, sí una primera dosis puede generar que la persona se contagie, tenga una afección leve, contagie a otros y no se frene la transmisión.

Analía Rearte, epidemióloga, directora Nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud del Ministerio de Salud de la Nación

-Es normal que los virus respiratorios, todos, no solo el SARS-CoV-2, cuando se transmiten de persona a persona, vayan generando mutaciones. Sucede con todos los virus. ¿Qué pasó con el SARS-CoV-2? Aparecieron muchas variantes. La mayoría de ellas no genera ningún tipo de cambio en relación a la transmisibilidad, gravedad o respuesta inmune de la población.

Lo que se hace continuamente es la vigilancia de cuáles variantes pueden traer cambios en transmisibilidad, gravedad o respuesta inmune. Hay algunas, como la de Sudáfrica, Reino Unido y Brasil (y se las conoce así porque ahí es el primer lugar donde se aislaron, no porque necesariamente hayan aparecido ahí), que pueden ser más transmisibles. La de Manaos, por ejemplo, tiene incluso el CT más bajo, lo que significa que tiene más carga viral, que es más transmisible.

Todo es muy nuevo y se está aprendiendo. Con la del Reino Unido se piensa que hay algunas series de casos que se supone que podrían tener más gravedad que la original. Todo esto nos hace estar muy atentos.

En este sentido, el Malbrán y otros laboratorios, como un grupo del Ministerio de Ciencia y Técnica, secuencian y van vigilando si aparecen nuevas variantes y si pasan a ser de interés.

En la Argentina sí existe el riesgo de que pueda aparecer una variante. Como existe el riesgo en todo el mundo. La aparición de nuevas variantes está totalmente relacionada con el número de casos. A mayor cantidad de casos y más transmisibilidad, más posibilidades de que el virus mute.

¿Cómo evitarlo? Con medidas de contención. Diagnosticar lo más rápidamente, aislar a las personas, identificar a sus contactos, aislar a sus contactos.

Más allá de las variantes de Brasil, Sudáfrica y Reino Unido, hay otras variantes encontradas. Como la de California. Y es totalmente normal porque los virus, sobre todo los respiratorios, mutan.

Durante todo el año se secuenciaron en el Malbrán. Por ejemplo, si tenés un vacunado que llega a contraer COVID-19, tenemos que estudiarlo. A todos los que hacen enfermedad grave inusitada, que no sean grupo de riesgo, tenemos que estudiarlos.

Como concepto general, se está evaluando. Ahora estamos con aumento en la cantidad de casos en muchas jurisdicciones.

Los virus mutan siempre cuando pasan de persona en persona. Es normal y esperable. Lo que pasa es que, con estas apariciones, estamos mucho más encima.

Tenemos que generar los cuidados y tratar de hacer nuestras actividades en condiciones seguras y con el menor riesgo de transmisión posible: reuniones con pocas personas, lugares con ventilación, uso de tapabocas.

Fuente: Infobae
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día