Siguenos en:
Lunes
 12 de Abril de 2021
El dia te recomienda
Mensaje electoral en Bolivia
Miradas
Martes,  13 de Abril, 2010

Editorial • La Nación-Costa Rica - Mensaje electoral en Bolivia:Los resultados oficiales no se conocerán hasta el 24 de este mes. Sin embargo, las cifras extraoficiales y las encuestas a boca de urna, realizadas por diversos medios de comunicación, coinciden en que las elecciones regionales de Bolivia, celebradas el pasado domingo, están lejos de haber representado el contundente triunfo que esperaba el presidente Evo Morales. Por esto, en lugar de verlas como un estímulo para acelerar la velocidad de su proyecto político, el mandatario debería tomarlas como una señal para moderar su ritmo, abrirse al diálogo con la oposición y gobernar con un sentido de unidad nacional, no de representación clasista, geográfica o étnica.
Ya es un hecho que el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) ganó las gobernaciones de cinco de las nueve regiones del país. Tres de ellas ya estaban en sus manos: Oruro, Potosí y Chuquisaca, y dos se añaden a la lista: La Paz y Cochabamba. Aunque Morales también proclamó su triunfo en la de Pando, los datos preliminares muestran un empate técnico, que aún no ha sido resuelto. Además, su partido se impuso en alrededor de 200 de las 337 alcaldías.
Todo lo anterior muestra un sólido desempeño. No obstante, la oposición logró mantener su dominio en las importantes regiones de Santa Cruz, Beni y Tarija, pese a la intensa campaña de desprestigio de Morales contra sus gobernadores. Y, algo más sintomático aún sobre la distribución de fuerzas en Bolivia, los candidatos de diferentes partidos opositores ganaron las alcaldías de siete de las principales 10 ciudades. Estas incluyen Sucre, capital oficial del país, y La Paz, sede del Gobierno. Hasta ahora había sido el mayor símbolo del dominio del MAS, pero quedó en manos del Movimiento Sin Miedo (MSM), agrupación de izquierda que antes fue aliada del Gobierno, pero que decidió pasar a la oposición.
Por esto, la conclusión general es que, básicamente, se ha mantenido una correlación de fuerzas similar a la existente previo a las elecciones, con ganancias y pérdidas que se compensan. Además, ha quedado claro que la fuerza de Morales se concentra en el campo y las regiones menos desarrolladas del país, mientras los opositores avanzaron en las grandes concentraciones urbanas. Por ejemplo, a pesar de que el MAS ganó las regiones de Oruro y Potosí, perdió sus capitales.
La lentitud en el conteo oficial de los votos, la disputa sobre la gobernación de Pando y la decisión de Morales de tratar de enjuiciar a las autoridades electorales de las regiones donde perdió, han crispado el ambiente poselectoral. Por ello, la misión de observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) decidió permanecer en el país hasta que concluya el escrutinio, y su secretario general, José Miguel Insulza, ha llamado a la calma.
Para que los comicios, lejos de convertirse en un factor más de división de Bolivia, sean un impulso a la negociación sobre bases mínimas para mantener la unidad nacional y el respeto a la democracia, lo primero es superar la incertidumbre inicial. Esperamos que eso ocurra. Pero el siguiente paso será más complejo, y dependerá, sobre todo, del Presidente. Morales debe comprender, y actuar en consecuencia, que no tiene el poder absoluto, que la independencia entre los poderes es clave, que la imposición no es una fórmula de gobernabilidad, y que el respeto a las minorías (numerosas, por otra parte) es una base indispensable para la convivencia democrática, la estabilidad y el progreso sostenible.
 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día