Siguenos en:
Sábado
 19 de Junio de 2021
El dia te recomienda
Editorial
No más experimentos con la educación
Miércoles,  11  de Diciembre, 2019
No-mas-experimentos-con-la-educacion

Una vez se consolide la democracia y seguramente con el nuevo gobierno que resultará elegido el próximo año, aparecerán las propuestas para reformar nuevamente la educación, el campo donde más se suelen hacer experimentos.

Cada nueva década Bolivia suele aplicar cambios en la enseñanza y todos los gobiernos se sienten con la autoridad para poner patas arriba el sistema, pero lamentablemente los resultados son mínimos y en algunos casos, contraproducentes. En todo caso, Bolivia está muy lejos de alcanzar los retos para conseguir una educación de calidad adaptada a los requerimientos de este siglo y peor aún, estamos años luz de convertir a las aulas en el semillero del desarrollo nacional.

Un gran paso que está comenzando a verse es la introducción de la meritocracia a la función pública. Ojalá que continúe la seguidilla de elegir a los mejores, a los más capacitados y a las personas con estudios para ejercer cargos de importancia, pues con ello el Estado motivará a los ciudadanos a esforzarse por aprender y conseguir habilidades en la escuela y en la universidad. Si continuamos como hasta ahora, eligiendo a los torpes y ladrones, el niño y el joven no tendrán el menor incentivo para esforzarse, por más que les paguemos doble bono, una medida con poco sentido que debe revisarse y reencaminarse.

Por paradójico que sea, el Gobierno del MAS ha sido uno de los que más ha invertido en educación, pero lo hizo muy mal. Su objetivo era netamente político, repartir plata, regalar computadoras donde no había internet, entregar desayuno y almuerzo y aumentarles el sueldo a los maestros para que dejen de ser los marchistas y huelguistas incómodos que siempre han sido. A los profesores les dieron el título de licenciado, un certificado de adoctrinamiento que apenas sirvió para realizar cacería de brujas en los colegios. Se aumentó la burocracia, se introdujeron materias sin ningún criterio, se redujeron otras y, desde el punto de vista de la ética docente, se aplicó la letra del tango Cambalache: “Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro, que un gran profesor. No hay aplazaos ni escalafón, los ignorantes nos han igualao”. Todo a nombre de la falsa lucha contra la discriminación.

Los países que han alcanzado grandes transformaciones en la educación es porque apartaron a los políticos de este sector y se lo dejaron precisamente a los especialistas. Y en verdad, las grandes claves han sido muy sencillas. Mejorar la calidad de los docentes, pagarles mejor y dejar que hagan su trabajo en libertad, en apego a la ciencia y la tecnología, en estrecha relación a los conocimientos universales, los saberes aplicados a la realidad y el cambio de paradigma que le permita al estudiante ser explorador y no un mero repetidor de contenidos. Los gobiernos deben perderle el miedo a la educación y en todo caso, convertirla en aliado del progreso de los pueblos, en un soporte de la economía y de las políticas públicas orientadas a mejorar la calidad de vida de la gente.

Los gobiernos deben perderle el miedo a la educación y en todo caso, convertirla en aliado del progreso de los pueblos, en un soporte de la economía y de las políticas públicas orientadas a mejorar la calidad de vida de la gente.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día