Siguenos en:
Lunes
 19 de Noviembre de 2018
El dia te recomienda
Editorial
Sin lugar para locas aventuras
Domingo,  21  de Enero, 2018

El Gobierno se niega a reconocer la realidad del país, la debilidad política del oficialismo, la ausencia total de credibilidad y el deterioro de la situación económica nacional. Sigue en su empeño de reproducir el poder a cualquier costo y mantenerlo indefinidamente, hecho que la población no acepta y lo expresa con absoluta claridad en manifestaciones que llevan el sello ciudadano, de organizaciones sociales, gremios y el abanico más grande de bolivianos que se haya visto en el país, que salen a las calles sin miedo, en paz y con el único objetivo de defender la constitución y la democracia. 

En lugar de escuchar a la gente, de dialogar y reconocer estos hechos insoslayables, en el Gobierno están buscando la forma de medir fuerzas en las calles, terreno en el que el régimen también ha perdido protagonismo, algo que se puede ver en la escasa convocatoria de los actos oficiales, a no ser aquellos en los que producen gigantescos y costosos acarreos de funcionarios públicos, obligados a vitorear a los líderes de un “proceso de cambio” agotado y que no ilusiona como antes.

En medio de los gritos y protestas que exigen la abrogación del Código Penal y el reconocimiento a los resultados del referéndum del 21 de febrero, resuenan las incendiarias y descolocadas palabras del vicepresidente que constantemente está incitando al odio, con el objetivo evidente de movilizar a los movimientos sociales afines al MAS y pasar a los hechos, como sucedió con los sucesos de Porvenir, La Calancha, Huanuni, Cochabamba, el cerco a Santa Cruz y muchos otros tristes episodios que el oficialismo utilizó para dividir, generar violencia y sembrar miedo entre los que manifestaban disidencia con este régimen de persecución y abusos.

Todas esas aventuras, perpetradas en los años 2008 y 2009 especialmente, dejaron un saldo lamentable en muertos, heridos, enfrentamientos fratricidas, racismo y división. Hoy se está viendo cómo los mismos operadores tratan de reactivar el caso Rózsa, el hecho de terrorismo de Estado más despiadado que se haya ejecutado contra la oposición y también se menciona someter a Santa Cruz a un cerco, como el que ejecutaron campesinos armados en septiembre de 2008. 

En el Gobierno necesitan moderar el lenguaje, pues el odio, los descalificativos y el insulto no hacen más que avivar el descontento, tal como se demostró en el prolongado conflicto de los médicos a quienes se les dijo de todo y en los términos más groseros. Tampoco funcionan los intentos de confrontar usando grupos de choque como se hizo hace unos días en Trinidad, donde la movilización de grupos de energúmenos no impidió la contundencia del paro que se ha repetido en varias regiones, tal como sucederá previsiblemente este martes a nivel nacional.

Este lunes es un día considerado histórico por el régimen y tal vez sea el momento de hacer historia, como lo está pidiendo la inmensa mayoría de la población. El Gobierno no necesita prolongados discursos para reconocer sus errores, postrarse ante la constitución y las leyes y reconducir una administración que abarque al pleno de los bolivianos. Eso sería digno de aplausos.

En el Gobierno necesitan moderar el lenguaje, pues el odio, los descalificativos y el insulto no hacen más que avivar el descontento, tal como se demostró en el prolongado conflicto de los médicos a
quienes se les dijo de todo y en los términos más groseros.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día