Siguenos en:
Miércoles
 23 de Octubre de 2019
El dia te recomienda
Temas
De la gobernanza de las ciudades inteligentes
Jueves,  28  de Diciembre, 2017

Las ciudades en América Latina y el Caribe (ALC) son el espacio público que mayor crecimiento ha demostrado en este último tiempo con grandes consecuencias para la sostenibilidad, la calidad de vida e incluso la competitividad de la región, sostienen los autores del libro La ruta hacia las Smart cities, migrando de una gestión tradicional a una ciudad inteligente, quienes consideran que hacer frente a estos retos supone una evolución en el ámbito de la gobernanza y la toma de decisiones así como de un uso cada vez más eficiente de los recursos de las ciudades.

Agregan que las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) se han convertido en un aliado fundamental de esta gestión inteligente en ALC. Sin embargo, señalan que el uso de estas tecnologías debe ser entendido como un medio y no como un fin en sí mismo y, parafraseando a Enrique V. Iglesias, ex Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (1988-2005), sostienen que: “No es suficiente con tener ciudades inteligentes. También hace falta tener ciudadanos inteligentes”.

En esta línea, Mauricio Bouskela y Márcia Casseb junto a los otros autores del mencionado documento, indican que las personas tienen un rol muy importante como beneficiarios y participantes de las transformaciones, a partir del uso activo de dispositivos y aplicaciones móviles que facilitan cada vez más el seguimiento y la colaboración con las políticas de sus gobernantes. 
Es decir, se está hablando de un involucramiento ciudadano en las políticas públicas manejadas por quienes tienen a su cargo el manejo de las ciudades como son, por ejemplo, las autoridades ediles. Remarcan que, en este sentido, la noción de Ciudad Inteligente es mucho más amplia, y se refiere a aquellas urbes que ponen el ser humano al centro del desarrollo y la planificación, estableciendo de esa manera una visión a largo plazo.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), esta visión forma parte del modelo integral de desarrollo que impulsan en la región a partir de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES), que trabajan pensando que la implementación de una Ciudad Inteligente es una tarea compleja que requiere de gran liderazgo y visión, y que supone múltiples beneficios para los gobernantes y la población, estimula la cooperación público-privada y promueve la competitividad local.

Esta iniciativa busca, en líneas generales, lograr una migración satisfactoria de una gestión tradicional a una gestión inteligente, y articular un diálogo a largo plazo entre el BID y las ciudades de la región. En este marco, planificar, administrar y gobernar ciudades de forma sostenible, maximizando las oportunidades económicas y minimizando los daños medioambientales, son objetivos puntuales para una nueva camada de líderes ediles que deberán enfrentaran este siglo con nuevos desafíos.

Por el momento y según el documento, existen varios retos urbanos como la elevada y desordenada concentración poblacional en países de la ALC que están ejerciendo presión puntual sobre temas como el transporte, saneamiento básico, suministro de agua potable y contaminación del aire. Asimismo, pensamos que una institucionalidad municipal altamente burocratizada e ineficiente, junto a muchos liderazgos inapropiados, son una clara limitación para esta transición hacia las ciudades Inteligentes y su gobernanza en la región.