Siguenos en:
Viernes
 21 de Septiembre de 2018
El dia te recomienda
Miradas
Crecimiento desmesurado de la ciudad
Martes,  7  de Noviembre, 2017

Al observar la mayoría de las ciudades bolivianas vemos que estas han crecido de forma desordenada, desparramada y caótica. Existen asentamientos informales de comerciantes, que al no tener un trabajo con contrato fijo, se ven obligados a subsistir con un negocio de su invención, tomando zonas donde no es permitido el asentamiento de vendedores ambulantes y, esto hace, que las ciudades se conviertan en catastróficas.

Por planificación se trasladan mercados a otras zonas establecidas por el gobierno municipal, pero el caos y anarquía se soluciona temporalmente en el área deshabitada pero el problema se traslada a otro lugar con todas sus lacras y vicios inmundos. La migración descontrolada hacia las ciudades y la creación de barrios furtivos exige más y mejores servicios públicos que a veces el Municipio no podrá cumplir porque es un crecimiento no planificado y fuera del marco normativo.

Esto hace que las personas se sientan discriminadas porque las autoridades municipales no pueden cumplir porque tienen un orden de políticas sociales que cumplir previamente y con justa razón. Hay que cumplir en orden la creación de obras públicas. En Santa Cruz, al crecer sin un orden y planificación como por ejemplo urbanizaciones, más la creación de avenidas mal construidas, hace que crezca el ingreso de vehículos motorizados al país y, eso significa el incremento del uso de más combustibles que contaminan el medio ambiente. Tenemos que utilizar de forma más extensiva y moderada el suelo urbano como de las zonas periféricas. 

Así como proliferan las urbanizaciones, debería construirse las viviendas de forma vertical para ahorrar áreas verdes y así crear ciudades más justas y sustentables. Si observamos detenidamente las políticas de densificación guiadas por la plusvalía se entrelazan con dinámicas de valorización de vecindarios que están relacionadas con los gustos estéticos de la ciudad. La llamada gentrificación, que es el desplazamiento de poblaciones con ingresos paupérrimos por unas con más poder adquisitivo, con transformaciones en las características de los comercios de la zona, se fusiona con la densificación.

A menudo, los desarrolladores siguen a los gentrificadores, transformando el espacio en una búsqueda incesante de más capital. Una búsqueda que, en su éxito, va generando las condiciones de su eventual fracaso. Muchos inmuebles y lotes de terreno en Santa Cruz han empezado a bajar de precio por la sobre-oferta. Una causa es la razón de la crisis económica. Sin embargo, otras zonas donde se trasladan los comercios y mercados la harán sobrevalorar económicamente.

Esto sucederá en los barrios, calles y avenidas adyacentes donde se reubicarán los mercados. Una tercera causa, de la valorización de los terrenos es por la lejanía y tranquilidad que significa vivir rodeado de árboles y escuchando el trinar de las aves. Aunque con el correr del tiempo, más la migración descontrolada que existe se continuará con la tala de árboles y deforestación.

El traslado de los mercados que es la solución que evidencia el municipio cruceño, será algún día no muy lejano también un problema. En un escenario de brechas en las rentas, más la especulación, los costos aumentan y las posibilidades de habitar la ciudad central disminuyen. Es verdad que los habitantes de las zonas periféricas a menudo deben desplazarse a la ciudad central, en transportes públicos insuficientes y saturados para obtener lo que necesitan. Sin embargo, si se desplazan poblaciones centrales a la periferia en la búsqueda de disminuir costes y rentas, pueden generar nuevas marginalidades.

Acerca del autor:
Pablo-Gutierrez-Urgel---
Pablo Gutiérrez Urgel
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día