Siguenos en:
Sábado
 16 de Enero de 2021
El dia te recomienda
Elecciones diferentes
Editorial
Sábado,  5  de Diciembre, 2009

Las elecciones constituyen un ejercicio básico de la democracia representativa. Por esta evidente esencia de participación ciudadana, adquieren mayor significación cuando se trata de justas electorales donde se va a elegir a quienes se encargarán de dirigir un país. Sin lugar a dudas, viene a ser además un acontecimiento que refleja la madurez democrática de la población y el nivel de organización de las candidaturas político-partidarias. En la medida que la ciudadanía potencialmente electora es capaz de discernir la viabilidad de las propuestas electorales de los candidatos, es posible que el voto ciudadano se canalice hacia la opción que se estima correcta.
Este tipo de ejercicio democrático requiere como mínimo de un ambiente de seguridad y tranquilidad para que los ciudadanos ejerzan sus derechos y deberes en consonancia con el acontecimiento. Esto es tan necesario como deseable. Y lo es más para los bolivianos, que encaran un desafío de características diferentes a justas anteriores. También resulta imprescindible que los jurados electorales hagan su propio rol para que el desarrollo de los comicios transcurra sin problemas. Para ello se hace preciso que la propia ciudadanía asuma la defensa de la transparencia y la limpieza en cada uno de los recintos electorales.
El país está consciente que estas elecciones generales serán diferentes, tanto por la nueva modalidad de elección de autoridades de los poderes Ejecutivo y Legislativo, como por los propios nuevos escenarios políticos que se construirán con el voto ciudadano. Bolivia estrena además un moderno padrón electoral biométrico, que se espera responda a la necesidad de evitar el fraude electoral, incluso pese a las dificultades que se presentaron con los ciudadanos observados. Al estar en la mira del mundo, en esta oportunidad los bolivianos están en la obligación moral de mostrar su vocación democrática y su férrea decisión de manejar su propio destino.
Hasta donde se sabe, se han adoptado las precauciones y mecanismos propios de la seguridad del Estado y del organismo electoral departamental, dentro del auto de buen gobierno y la ley seca para el desarrollo pacífico de los comicios. Lo que hace prever un ambiente apto para la concurrencia de la ciudadanía a las urnas. Sin embargo, conviene que a esta tarea se sumen los propios partidos políticos, instruyendo a su militancia a evitar los brotes de violencia y las provocaciones a los contrarios con acciones que puedan empañar el proceso. Los bolivianos estamos ante la inmejorable oportunidad de demostrar al mundo –una vez más– nuestra irrenunciable vocación democrática y férrea voluntad de paz.
Las elecciones de mañana son diferentes, porque el país está cambiando y porque los protagonistas de la lucha por el poder ya no son los mismos. La importancia de estas justas electorales radica en que sus resultados incidirán de manera decisiva en el futuro del país. Concluidas las campañas proselitistas y al filo del tiempo de reflexión, el protagonismo pasa a manos de la ciudadanía. No sólo se espera asistencia masiva a las urnas, sino que el proceso sea pacífico y propio de una fiesta democrática. Mañana es el día de los electores, de su decisión soberana para hacer de Bolivia el país soñado que quieren dejar a sus hijos.

Estamos ante la oportunidad de demostrar al mundo -una vez más- nuestra irrenunciable vocación democrática y férrea voluntad de paz.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día